Inkwand: Ariel

Últimas reseñas

Ahora me llamo Luisa       Las aventuras del joven Saturnino Calleja       La reina de las nieves       Recuérdame       Los límites de su consentimiento       Norte. Los Cuatro Puntos Cardinales       El bosque prohibido       Diario de un vampiro adolescente       ¡Así funciona el mundo!       #Dead7       Cristal       Cristal       Cristal

martes, 18 de octubre de 2011

Ariel


El segundo cuento que nos ha tocado hoy en el libro de las Sueños de Princesas es el de La Sirenita, ¡mi preferido! Podéis leer aquí el cuento original y, ahora paso a transcribir la historia del libro.

Ariel era una Sirenita fascinada con el mundo de los humanos, aunque su padre, el Rey Tritón, no lo aprobaba.

Cada día, Ariel nadaba hasta su colección de objetos de ese mundo. Sus amigos Flounder y Sebastián sabían que soñaba con ser humana.

Ariel estaba visitando la superficie del mar cuando vio al Príncipe Eric en la cubierta de un barco y pensó que era muy apuesto.

De pronto, una enorme tormenta arrojó a Eric por la borda. Ariel lo salvó de ahogarse y le cantó hasta que se acercaron otros humanos.

Cuando el Príncipe se despertó, se había ido. Eric juró que se casaría con la joven de la bella voz.

Cuando oyó hablar del Príncipe Eric, el Rey Tritón se puso furioso. "¿Te has vuelto loca?", preguntó enfadado, y destruyó la colección de objetos del mundo humano de Ariel.

La Sirenita estaba desolada.

Mientras tanto Úrsula, la bruja del mar, ansiaba encontrar la manera de destruir al Rey Tritón. Había estado vigilando a Ariel, y fraguó un plan secreto. "¡Es muy fácil! ¡La niña está enamorada de un humano!", dijo con una risa malvada.

Flotsam y Jetsam, las anguilas de Úrsula, convencieron a Ariel de que la bruja del mar podía ayudarla. Úrsula le dijo que podía convertirla en humana a cambio de su voz.

"¡No hablarás ni cantarás! ¡Nada!", dijo Úrsula. "Si te besa antes de la puesta de sol del tercer día, conservarás tu forma humana".

Si el Príncipe Eric no se enamoraba, Ariel y su voz pertenecerían a Úrsula para siempre.

Ariel no estaba acostumbrada a tener piernas. Sus amigos Flounder y Sebastián le ayudaron a llegar a la superficie.

En la superficie, Ariel miró sus piernas y sonrió. ¡Era humana!

El Príncipe Eric estaba caminando por la playa cuando la vio. Pensó que era la cantante misteriosa, pero muy pronto se dio cuenta de que ella no podía hablar.

"Entonces no puedes ser quien yo creía", dijo con tristeza.

El Príncipe llevó a Ariel a conocer su reino y a dar un paseo en una romántica laguna.

Y precisamente cuando Eric estaba apunto de besar a Ariel, Flotsam y Jetsam volcaron el bote.

Úrsula se dio cuenta de que Ariel podía tener éxito, así que esa noche se disfrazó de una mujer llamada Vanessa y hechizó al Príncipe Eric usando la voz de Ariel.

A la mañana siguiente, todos se enteraron de que el Príncipe Eric planeaba casarse con Vanessa. Scuttle, la gaviota amiga de Ariel, siguió a Vanessa y la observó mientras se miraba en el espejo: ¡el reflejo era la imagen de Úrsula!

En el barco nupcial, Scuttle y otras aves atacaron a Vanessa, mientras Sebastián iba  a toda prisa a avisar al Rey Tritón.

En la confusión, la voz de Ariel escapó del collar de Vanessa. Ariel comenzó a cantar y el hechizo que pesaba sobre el Príncipe Eric se rompió.

El Rey Tritón llegó y Úrsula fue derrotada. El rey del mar vio que su hija y el Príncipe Eric estaban verdaderamente enamorados, así que, convirtió a Ariel en humana de una vez por todas. Ese día, Ariel y el Príncipe se casaron.

Ariel dijo a su padre que lo amaba y se despidió feliz de su familia.

No hay comentarios :

Publicar un comentarioSe agradecen vuestras visitas y se aprecian los comentarios. Por favor, evitad las faltas de respeto y el hacer publicidad.

Publicar un comentario

Gracias por pasar a leerme. Todo comentario referente a la entrada es bienvenido. Por favor, evita la publicidad y las faltas de respeto.

TODOS LOS COMENTARIOS SON MODERADOS, por lo que aquellos no relacionados con la entrada comentada, serán eliminados.