Inkwand: 2012

Últimas reseñas

Cristal       Cristal       Cristal       Rojo y Oro       El hada mancillada       Almas de hierro       El periplo del ángel       El poder de la oscuridad       Canción de Navidad       Hugo Holmes       Cuentos de hadas y sapos       Una visita de San Nicolás      Los coleccionistas de vidrio

sábado, 22 de diciembre de 2012

Presentación: La Senda del Guardián

305351_488043551246957_1727609912_n

Hoy a las 12 del mediodía se presentaba en el BiblioCafé el último libro de Victoria Rodríguez titulado La Senda del Guardián. Como ayer había tenido cena con los de la asociación Amics de la Gaita y me acosté tardísimo y además hoy tenía que recoger a Markus a las dos al aeropuerto, di por hecho que no iría. Pero, me llegó un SMS de Markus a las 10.30 donde me decía que su vuelo de Hannover a Zürich se había retrasado y, por ende, había perdido el vuelo siguiente Zürich-Valencia. Por lo tanto, podía ir a la presentación. Me vestí y peiné a toda prisa y guardé en mi bolso dos tomos de Sailor Moon para que leyera mi hijo y un paquetito para entregar a Leslok, que no vino (te quedas sin) y preparé una mochilita con juguetes para mi hija. Al final, esto no ha sido necesario porque, en cuanto llegaron, se pusieron a chafardear libros del BiblioCafé.

Zaiare (Laberintos de Papel) y yo nos sentamos con Olga (Luna Lunera), Victoria y Brujita (Bruja en la Luna) y pedimos un café con leche ella y un té rojo yo (¿desde cuándo una infusión es más cara que un café? ¡que solo es agua hervida con un poco de hierba!). La presentación se retrasó unos veinte minutos porque queríamos dar tiempo a la gente a llegar al lugar. Por fin, dio comienzo la presentación y ya en cuanto vi la portada de la nueva edición de Los Guardianes de la Espada, los ojos violetas de la mujer de la portada y su cabello negro enmarcando esa carita tan blanca ya me atrajo (aunque no más que la primera portada de la edición anterior, ¡vaya preciosidad!). Cuando Olga y Victoria comenzaron a hablar de los libros, siempre intentando no destriparnos nada, algo me quedó claro y, de hecho, en la ronda de preguntas, no pude evitar comentarlo: Morgana tiene un papel importante en los libros y, obviamente, el Santo Grial aparece también junto con la famosa Excalibur.

224996_572720722744499_1494100873_n

Rápidamente pensé en mi padre cuando Victoria nos dijo que visitó Toledo pues colecciona armas medievales, estudia los castillos medievales de España (y parte del extranjero), le agradan las órdenes secretas y todo el tema artúrico como a mí. Pero, había más sorpresas. Victoria se documentó sobre las brujas españolas, concretamente, las vascas y ha llegado a visitar las cuevas de Zugarramurdi y mi vasco corazón de hinchó de orgullo por mi hogar y me dijo a cada latir: "ya te estás comprando esos libros, guapa". 

Victoria nos habló de sus futuros planes en los cuales, su familia parece intervenir pícaramente solicitándole una novela erótica (o en España pasamos mucha hambre o es que tenemos un serio problema de obseXión) el caso es que, es posible que pronto nos sorprenda con unas 50 Sombras del Guardián o similar.

Quiero descatar los nombres femeninos de los libros, una de ellas era Calista y, cuando Olga le preguntó por qué esos nombres, mi susurrada respuesta no se hizo esperar: "porque sus padres no las querían". Es que hay nombres que parecen elegidos para marcarnos de por vida y Calista parece uno de ellos, solo faltaba un príncipe llamado Melibeo. Nos comentó que los nombres masculinos están tomados de la mitología artúrica, son nombres de Caballeros de la Mesa Redonda y de sus descendientes, ¿encontraré a mi dulce Gawain cuando lea la bilogía? ¿O a mi adorado Accolon? Victoria me ha tocado donde más me duele, solo por eso ya tiene un punto a favor (vamos, Vicky, que muy mal tienes que escribir para que mi reseña no sea un elogio constante xDD )

155807_572716129411625_1000377719_n

Luego, se hizo un sorteo de unas chapas y un ejemplar de la primera edición de Los Guardianes de la Espada. La mano inocente no sabía leer (era una niñita preciosa, de unos cinco años) y sacó el primer papel y Victoria le susurró el nombre y la pequeña dijo "María 6" (claro, es que a Zaiare le gusta crear confusión y en vez de una G parecía que hizo un 6 en su papel). A estas le dije a la niña: "el próximo dice Sonia" y... para más inri, así resultó ser. Me he llevado una chapa de los libros (nota mental: desprenderla del tirante izquierdo de mi vestido). No gané el libro pero le pedía  Victoria por favor que me enviara un ejemplar, que yo se lo pagaría por transferencia y ella muy amablemente se ofreció a enviármelo sin cobrármelo (¡eres un amor!).

A-v5M4uCcAI74sW.jpg large

Fui a la caja a pagar mi ejemplar ya firmado por Victoria (12.50€, por favor, es un precio perfecto, eso deberían costar todos los libros) y Zaiare, los niños y yo nos vinimos a casa a comer.

Ha sido una gran mañana, siempre es agradable conocer a nuevos autores y más cuando algo te dice que no te van a decepcionar.

560839_572723379410900_801908404_n
Leer más

lunes, 17 de diciembre de 2012

Anatomía de un Libro: Ex Libris

01. Portada
Hoy comenzamos un nuevo apartado del Blog: Anatomía de un Libro. Aquí vamos a proceder al destripamiento físico de los libros que se merezcan este honor. Y, ¡cómo no! empezamos con Ex Libris de Sandra Andrés Belenguer.

Contraportada

Y, obviamente, empezamos por la portada, que es lo primero que nos llama de los libros, su cara bonita y Ex Libris es ese chico guapo que te hace girarte en medio de la calle para seguir mirándolo y ves su trasero y dices: "¡madre mía, está de muerte, POR DELANTE Y POR DETRÁS!". Porque la contraportada no se queda corta. De la portada llama la atención esa mujer de labios seductores, misteriosa mirada y brillante máscara que nos oculta su rostro, y esas letras doradas que relucen de modo atrayente incitándote a coger el libro entre las manos y el gran detalle de la hiedra, que parece un simple estampado decorativo pero que, cuando se abre el libro, vemos que no es solo eso... La contraportada con la foto antigua de París, con nuestra hiedra de nuevo en una esquina, da al libro un aire clásico, antiguo, vintage, o como queráis llamarlo.

ComienzoAutora

Las solapas interiores nos relatan brevemente la trama del libro y nos proporcionan un poco de información sobre la autora, enmarcado todo de nuevo por la ya familiar hiedra.

Comienzo

El libro comienza ya llamando la atención cuando, al pasar la primera página, nos encontramos con un primer prólogo escrito en páginas de color negro, con la hiedra una vez más presente entre las páginas. ¿No os empieza a picar la curiosidad de qué tiene de particular esa planta?

Prólogo 2

Pero, nos quedamos con la intriga de eso y más cosas al dejar este prólogo atras y caer en la página del segundo prólogo. Oooohhh.. se acabó, ya no hay más sorpresas. Estamos ante un libro normal y corriente pero, hey, las primeras páginas han molado mucho.

f2215602482611e28e2022000a1cdd10_7

Y, cuando ya nos hemos acostumbrado a tener un libro común entre las manos, llega el tercer prólogo con nuevas páginas negras con su hiedra y somos felices porque aquí comenzamos a ver que tenemos un libro muy especial entre las manos.

Realidad

Bien bien, ya tenemos un libro de páginas blancas escritas en negro y viceversa. ¿Se puede pedir más? ¿Se puede superar? ¡¡¡SÍIII!!! Ahora llega el turno de las páginas grisáceas con nuestra amiga la hiedra una vez más.

Espero que os haya gustado esta pequeña anatomía y que os anime a comprar este libro que es tan bello por fuera como por dentro.
Leer más

domingo, 16 de diciembre de 2012

Inseparables: Ex Libris


Siguiendo la iniciativa del Blog Torre de Babel, he decidido tener mi propio apartado de libros con sus marcapáginas correspondientes. Gracias a esta idea, ahora ando a la búsqueda y captura de marcapáginas de los libros que tengo por casa. ¿Tenéis muchos marcapáginas aparejados con su libro? ¿Dónde los conseguís?

Hoy os presento mi único libro con marcapáginas: Ex Libris, de Sandra Andrés Belenguer. Conseguí el marcapáginas de la misma mano de la autora el día de la presentación del libro en la Librería Primado, aquí en Valencia.Si la portada ya es preciosa en blanco y negro, el marcapáginas en ese tono sepia lo es aún más. Las letras en dorado de la portada son todo un acierto, hacen que el título sea lo que más destaca (¡lástima que se va la pintura!). Además, el detalle de la hiedra, planta muy importante en la trama del libro y la máscara de la chica de la portada me parecen todo un acierto. Una gran portada y un precioso marcapáginas para un gran libro (precioso).

Puntuación: 9.5 (por el detalle de que se va el dorado de la portada)
Leer más

domingo, 2 de diciembre de 2012

Presentación de Ex Libris



 
Esta entrada es muy especial para mí: es la crónica de la primera presencación a la que he acudido y, como no podía ser de otro modo, ha sido la de mi querida amiga y gran escritora Sandra Andrés Belenguer quien traía su última novela y lo mejor que ha escrito hasta ahora y, sin duda, desde que lo leí, uno de mis libros preferidos: Ex Libris. Desde que Sandra me confesó que estaba preparando este evento, empecé a soñar con el día de ayer y cuando me preguntó si podría ir con uno de mis vestidos de época, comencé a fantasear con nuestro encuentro en la Librería Primado. Sabía que sería especial, como siempre que nos volvemos a ver. Para que luego digan que los libros no dejan nada una vez los terminas de leer. A mí aquel precioso libro de lomo negro con el título El Violín Negro me dio un tesoro: una amiga, una dulce chica de Zaragoza, de mi edad y con las mismas aficiones y obsesiones: la literatura, los musicales y, Erik, nuestro idolatrado Fantasma de la Ópera.

Quería conseguir que aquella presentación fuese perfecta y pensé en mi amiga Paula, una violinista maravillosa que toca con el grupo Pet Pipers' Project, compuesto por amigos míos que siempre se han portado genial conmigo. Pronto se me ocurrió que ella podría tocar un par de canciones en la presentación y alguna del musical de El Fantasma de la Ópera para Sandra. Cuando se lo comenté a Sandra, me preguntó si Paula sabría interpretar música irlandesa... ¡jajaja! ¿Si sabría? Los Pet son un grupo de música irlandesa. Y de nuevo, volví a pensar en cómo sorprenderla más y pedí a Juglar, Punki, Gil y Raquel que acudieran a agregar al violín la música de gaita, bodhran, tin wistle y low whistle. Todo parecía que sería perfecto. Pero, la noche antes, Paula me comentó que su mano le dolía mucho, que a penas podría abrir una puerta. Me comentó que si mejoraba para el día siguiente, acudiría. Pero, no quise, no quiero que una amiga arriesgue su salud por un 'capricho' mío, me sentiría fatal si por cumplir mi deseo, empeorara. Raquel tampoco podía venir pero Nacho, en un último momento, se unió a la fiesta (¡muchas gracias, sé que ibas justísimo de tiempo!).

Llegó el gran día: peluquería, nervios, taxi (gracias Maggie por llevarnos), nervios, miradas de reloj cada tres segundos, nervios, frío, nervios... y un violín negro en mis manos. Volver a ver a Sandra fue como reencontrarme con alguien a quien hace siglos que no ves y abrazarla como conseguir que un artista que te gusta muchísimo te guiñe un ojo. La voz dulce de Sandra, su cálida sonrisa, sus ojos siempre tan sinceros y el calor y familiaridad con la que siempre me tratan sus padres, me enternecieron hasta el borde de las lágrimas. Y que Marián me reprochase tan cariñosamente que fuese tan atenta con su hija me hizo sonreír. Nada que yo pueda regalarle a Sandra llenará su corazón como lo han hecho sus libros en el mío. Por eso, siento que debo agradecérselo con estos pequeños detalles, que cuando se sienta desfallecer, cuando pierda la inspiración, mire esa pluma de cristal, esos clips para el pelo, esa Licca violinista, ese tocado con un violín, esos pendientes de violines y, por supuesto, ese violín negro... y recuerde que YO CREO EN ELLA... SIEMPRE (y si ella recuerda qué significa la palabra 'Always...', sabrá lo que signica para mí dedicársela ahora mismo).

No solo me encontré con Sandra, allí estaban Zaiare (Laberintos de Papel), Jud Baltimore (El Diván de Jud), y Mr. Sandman (El Creador de Sueños), tres Bloggeros amigos míos que han hecho que me pique el interés de saber qué se siente siendo uno de ellos. Me presentaron a sus amigos y compañeros de afición (Leslok (Tus Mundos de Papel) El Barbus (Mesándome las Barbas), Samira (Más que Fantasía), Anabel Botella (La Ventana de los Libros), Mari Carmen (Bruja en la Luna), Airlun (El Rincón de Airlun), Arantxa (Literatura Youth Fantasy), Elena (Sueños Nevados) y EniGrint (A Través del Espejo). También conocí a la escritora Olga Salar (Luna Lunera) y a su preciosa hijita: Aitana.
 
A las siete en punto, comenzó la presentación con agradecimientos de la editora (que no recuerdo si se llamaba Nuria), Olga Salar, Mr. Sandman y, por supuesto Sandra. Sus palabras "gracias a María y Sonia, mis cómplices siempre" y muchas otras más de la boca de Olga y Mr. Sandman me hicieron emocionar hasta el borde de las lágrimas. Y, ¡cómo agradecí llevar máscara! (aunque Sandra dice que notó mis ojos muy brillantes). Sentía orgullo de amiga, verla ahí, presentando su cuarto libro, su ópera prima porque el éxito de ese libro es el éxito de todos los 'bichos raros' de instituto. Esos a los que nos pegaban y nos hacían la vida imposible por el simple hecho de preferir un libro antes que una charla de maquillaje, un partido de basket o estar de cotilleo absurdo. Ex Libris somos todos los amantes de la literatura y Sandra nos ha dado lo que siempre quisimos: la esperanza de encontrar una librería misteriosa cuyo librero nos entregue un libro del seamos nosotros los protagonistas, los que escribimos el final (aunque el epílogo quede en el aire, jaajaja).

La música de Pet Pipers' Project animó la presentación tras los agradecimientos y monentos antes de la firma de ejemplares. Su música siempre termina calando pero creo que hizo del acontecimiento algo mágico pues Irlanda tiene mucho que ver con la trama del libro (y, hasta aquí puedo hablar). Nunca podré agradecerles lo suficiente el favor que me hicieron ayer a la tarde. ¡Muchas gracias, chicos, sois los mejores!).

Al final de la presentación apareció mi amigo Jaime, quien sufrió mis citas del libro durante tres días a altas horas de la madrugada quien terminó queriendo leer el libro y decidí regalárselo ese día (como regalo de cumpleaños, que es el 17 de enero, un mes antes del mío). Sandra le firmó su libro y yo le llevaba tres más (el mío, el que le compré a mi amiga Eilan por su cumpleaños y otro que me habían encargado y que no puedo revelar porque igual me leen, jijiji).

Ha sido una experiencia maravillosa que quiero volver a repetir aunque sé que ninguna causará en mí el compendio de emociones que ésta ha generado en mi interior. Además, la cosa no acabó ahí. Tras la presentación y las preguntas, vino la firma de libros y después, como Sandra y 'papá y mamá' (hey, que les llevo llamando así unos tres años y cuesta nombrarles de otro modo) estaban cansados, fuimos a tomar algo y a charlar un poco antes de despedirnos de Sandra y sus padres que se iban a descansar al hotel. Quizá lo malo de sus visitas a Valencia sea eso: que nunca nos la podemos quedar por mucho tiempo... ¡habrá que planear un secuestro para la próxima vez!


Le hicimos varias preguntas sobre el final del libro, su posible segunda parte y otras cosas más subiditas de tono (que no sabía yo que el mundo bloggero era tan 'perve') pero a Sandra no me la van a pervertir, desde aquí lo digo. No quiero que la pluma de Sandra, su estilo literario cambie en ese aspecto, quiero que conserve esa inocencia tan característica de Sandra, que nos siga dejando leer entre líneas y deje a la imaginación del lector la posibilidad de crear esos momentos íntimos entre los personajes. Porque todos sabemos lo que pasó aquella noche de lluvia entre Iris y Adrien sin que ella dijera nada fuera de tono, jajajaja.

Una vez Sandra y sus padres se fueron, los demás decidimos cenar juntos (menuda trolleada lo de 'no, al chino no, mejor al bar de al lado', jajajaja) y después, cada gallina a su palo. Jud Baltimore, Zaiare, Markus y yo nos fuimos a nuestra casa y allí seguimos las chicas hablando de libros (demasiada intelectualidad para Markus, según sus propias palabras). Jud se nos quedó dormida y poco después, caí yo que la noche anterior, entre los nervios, la Luna llena, el eclipse y demás... no dormí nada. Eso sí... esta noche soñé con Sandra, que era pelirroja, que se dormía sobre mí mientras charlábamos con Judit y María y que su padre nos hacía fotos, jajaja...
 
Ayer fue un día perfecto y prueba de ello, estas fotos (gracias a Sandra y Leslok por publicarlas porque mi cámara ya no da más de sí).


EL VÍDEO



EL REENCUENTRO

 

LA PRESENTACIÓN


 
 LA FIRMA 


 
 LA DESPEDIDA


 
Leer más

jueves, 15 de noviembre de 2012

Ex Libris

Ficha Técnica


Autora: Sandra Andrés Belenguer 
Género: Juvenil
Primera Edición: Noviembre de 2012 
Editorial: Everest 
Diseño de cubierta: Darrell Samith 
Imagen de cubierta: Age Fotostock / Janine Sommer 
Precio: 14,95€ 
ISBN: 9788444148281 
Páginas: 396
Valoración: Cautivador

Argumento

¿Cuántas veces has sufrido viendo cómo el protagonista de la novela que leías estaba en peligro o siendo víctima de una traición y no has podido hacer nada para evitarlo? ¿Has contado las ocasiones en que te hubiera gustado ir en su ayuda o simplemente ser un personaje más?

Lara es apodada como "la nueva" o "bicho raro" en todos los institutos en los que se matricula. La principal razón de su marginación es que Lara solo parece interesada por la literatura y no es nada hábil en las relaciones sociales. Cuando ha conseguido tener alguna amiga, tampoco ha sabido conducir bien esa amistad. Lara vive en París, ciudad a la que sus padres han emigrado dos años antes. Cuando tuvo que mudarse pensó que ese cambio de domicilio y de vida supondría para ella una oportunidad para recomenzar una vida que no le gustaba. Sin embargo, en su nuevo instituto continúan las risas, los murmullos y la actitud distante de sus compañeros. Agobiada por un suceso desagradable con los gamberros de su clase, se va a un parque cerca del cual descubre una extraña librería, la librería Blanchard. El cartel de la librería es un libro abierto con las letras «Ex Libris» y dos interrogantes en él. Aunque la librería parece muy antigua y cerrada al público, llevada por su incansable curiosidad y para refugiarse de la lluvia, Lara decide entrar.

El librero, un tipo extraño, la cita para días más tarde. A partir de esa cita, Lara comienza el fin de su solitaria existencia e inicia su propia aventura.

Reseña

Si eres un apasionado de la lectura como yo, te sentirás identificado con Lara desde la primera línea en que hace aparición. Su amor a la literatura, sus deseos de poder pertenecer a esos mundos de fantasía que lee, el miedo a no ser capaz de crear tu propio mundo literario... Además, tenemos algo más en común: también fui el bicho raro del instituto y también he tenido malas experiencias con los 'populares' como ser arrojada escaleras abajo, ser víctima de continuas zancadillas -y posteriores risas- cuando caminaba por los pasillos... y siempre temrinaba ocultándome en lo que consideraba mi refugio: la biblioteca, igual que Lara.

La pluma de Sandra se desenvuelve con exquisitez en esta última novela que ha conseguido cautivarme como pocos libros lo han hecho hasta la fecha. Al leer la última página un sentimiento de vacío se ha apoderado de mí con sólo una pregunta: "Y ahora, ¿qué?".

El libro rebosa literatura en cada línea, desde cuentos tradicionales como Blancanieves hasta las obras de Cervantes, Dumas, Shakespeare y muchos otros más.

El pleno conocimiento de Sandra sobre la ciudad de París hace que todo esté descrito al detalle, consiguiendo que paseemos por sus calles decimonónicas sin movernos de casa, como si hubiésemos vivido siempre en ellas.

La novela lo tiene todo, comenzando por las pinceladas de literatura, guiños a grandes clásicos musicales y cinematográficos, pasando por misterio, magia y, por supuesto, romance. Esa pincelada de amor que Sandra siempre sabe utilizar tan bien, haciendo que nuestros corazones latan al compás de los de los protagonistas.

Es, sin lugar a dudas, la mejor obra de Sandra hasta el momento, una lágrima se escapó de mis ojos al ver que leía la última página de la historia de Lara... Es un libro al que cuesta dar la espalda pues es difícil dejar atrás a sus personajes una vez los conoces y compartes con ellos tantas vivencias.

Citas

¿Te apasiona la literatura?
¿Alguna vez has soñado con ser el protagonista de tus libros preferidos?
¿Disfrutas perdiéndote entre sus páginas, sintiéndote parte de la aventura, del misterio y de la fantasía?
LIBRERÍA BLANCHARD abre sus enigmáticas puertas especialmente para ti.
¿Te atreves a entrar?

Su cerebro se astilló en mil recuerdos fugaces; mientras, su cabeza, ya en el canasto, observaba con los ojos muy abiertos, durante unos segundos, su cuerpo mutilado. Partículas de memoria se dispersaron en su mente como fragmentos de cristales rotos: el olor a lavanda de su niñez, las voces de sus padres, colores e imágenes sin snetido que se arremolinaron en una negra nebulosa... (Página 10)

Me encantaba tumbarme en la cama y saborear cada palabra impresa en el papel con el corazón puesto en las acciones de los personajes que me desvelarían su destino. (Páginas 16-17)

Me giré mirando a todos con desprecio, sintiendo cómo la triste coraza que había construído sobre mí temblaba una vez más dispuesta a fracturarse en mil pedazos. (Página 42)

¿Qué ocurre cuando la historia no te agrada? ¡No puedes hacer nada al respecto! Quizá algún día inesperado puedas encontrarte con su autor, si todavía sigue vivo, y compartir con él tu punto de vista. Pero ni siquiera de ese modo lograrás cambiar el curso de un relato ya escrito. El lector es un ser impotente que presencia, desde una barrera invisible, todo cuanto sucede ante su vista. (Páginas 49-50)

Este, como otros muchos, es un libro acabado, ya ha narrado su historia, ha explicado todo lo que tenía que explicar, ha sido leído por miles de personas, ha cumplido con el propósito de su autor... Es un libro muerto. (Página 50) 

Poco sabía de la noche, pero esta parecía saber de mí. Me asistía como si quisiera cubrir mi lectura con su manto protector.
"Puede que la noche esté viva y el sol sea el verdadero sueño del que deba despertar..." (Página 78)

¿Pero qué había sido de mis alas? Ahora eran sol plumas rotas. (Página 79)

Insensato delirio el mío, amar a una sombra... ¡Sí, porque los libros solo eran la sombra en la que deseaba verme inmersa!
Yo formaba parte de ellos; su esencia existiría siempre en mi atemporal interior y ese pensamiento me daba fuerza. (Página 79)

No sabía lo que era el amor y comenzaba a pensar, incluso con mi juventud, que jamás podría sentirlo alguna vez. Únicamente leía sobre sus maravillosas revelaciones en mis libros donde se describía como una sensación que lograba emocionarte unas veces y llorar otras... Que podía hacer que un año pasara volando y al mismo tiempo que una noche pareciera toda una vida... Que conseguía que cada palabra y cada gesto cobraran un nuevo significado... (Página 183)

Desde que podía recordar, había estado vagando de aquí para allá, por siniestros recodos oscuros, por sueños estrangulados antes de brotar y brillar, por una soledad que parecía eterna... ¡basta de vagar!
Ahora todo cuanto alguna vez había querido estaba materializándose mágicamente ante mí. Lo único que tenía que hacer era dejarme llevar. (Página 185)

Ni siquiera la ciudad le parecía la misma. Ahora cada edificio, cada monumento era visto por sus ojos de forma diferente y se le antojó más luminosa, más blanca y espaciosa. Como si un nuevo pincel hubiera recubierto todas las calles de un color especial. (Página 208)

El horror se extendió por su cuerpo como si cientos de insectos correteasen por sus venas. (Página 214)

Pero, ¿estaría el desenlace ya escrito? ¿No era yo quien componía el argumento de aquella historia? ¿O el ente omnipresente del autor estaría merodeando entre nosotros, dispuesto a cambiar los hechos? (Página 219)

Sentí cómo los latidos de mi corazón aceleraban su ritmo de una forma descontrolada y me pareció que la habitación en sí se diluía en una borrosa acuarela. Incluso el aire era ingrávido, estremecido de sí mismo, como si miles de voces se hubieran silenciado de golpe y el mundo entero estuviera en calma, observando aquel momento atemporal. (Página 222)

Era como una melodía hecha de caricias y susurros, como una sutil balada que atrapa el alma y la hace vibrar con cada nota. (Página 234)

[...] me recordó a un mar en calma, pero extraño e insólito. Un mar en el que nunca había permitido sumergirse a nadie [...] (Página 234)

Ni todos los libros existentes en la tierra podrían describir con precisión cómo me sentí en aquel momento y, por una vez, pensé que la literatura no lo era todo. (Página 239)

Pequeño guiño a Anastasia:

- Me siento un poco... mareada -dije al fin.
- Sí, tal vez deberíamos parar.
Sonreí levemente.
- Ya hemos parado.
(Página 263)

La Muerte es el final de toda existencia, su guadaña iguala a la humanidad, ricos y pobres, ancianos y jóvenes, hombres y mujeres... Nacemos para morir. Ella es nuestro último destino, tanto en la vida real como en la literatura. (Página 278)

La literatura me había proporcionado momentos maravillosos que, aun estando solo en mi mente, nadie me podría arrebatar. Las innumerables noches en vela releyendo los pasajes de mis novelas preferidas, las lágrimas vertidas por el final trágico de los personajes con quienes tan buenos momentos había vivido, mi búsqueda de lecturas descatalogadas en bibliotecas, el regalo hecho a mí misma al encontrar alguna primera edición de un libro antiguo, hermosas escenas que me servirían de inspiración para sobrellevar el día a día... (Página 292-293)

La luna había sido mi compañera nocturna durante mi aventura en aquella historia y ahora incluso parecía que ella se escondía de mí, evitando bañarme con el hechizo de su resplandor. (Página 320)

Mi sexto sentido me advertía de que aquel lugar era especial, como un enclave esotérico perdido a través de los siglos. (Página 323) 

—Todos en algún momento de nuestra vida necesitamos llevar una máscara. (Página 325) 

Sus rostros transmitían alegríam y algo más: una sensación de libertad que se fue abriendo paso en mi pecho con ímpetu, como la corriente de un río en plena montaña. (Página 353) 

Yo había vivido ciegamente abrazada a mis libros, sintiendo la vida de sus personajes como la mía propia, participando de su sabiduría, queriéndolos como mis únicos amigos. (Página 368) 

A veces los sentimientos no se pueden confesar, ni siquiera a quien más amas. (Página 375) 

Vivía en la oscuridad de mi propio universo donde ni siquiera podía encontrarme a mí misma. (Página 376) 

La literatura era su tabla de naúfrago, su ayuda en momentos difíciles. (Página 395)

Gracias a Sandra Andrés Belenguer por el envío del ejemplar
Leer más

jueves, 18 de octubre de 2012

Amores con cuerpo de papel y sangre de tinta


¿Cuántos libros habéis leído a lo largo de vuestra vida? ¿Y cuántos personajes os han arrebatado el corazón? Yo no sabría decir cuántos libros he leído pero sí puedo contar con los dedos de una mano - y me sobran dedos - para decir cuántos personajes me hicieron suspirar de amor: tres.

Tom Cruise, Lestat deLioncourt ~Interview with the Vampirw (1994)

El primer amor 'novelesco' fue Lestat DeLioncourt, recuerdo que dejaba mi ventana abierta, esperando que algún día, él apareciera por ella como un nuevo Peter Pan. Cuando me costaba dormir, imaginaba que estaba tumbada en el campo a su lado, y él me enseñaba las constelaciones (mi padre me había puesto estrellas que brillan en la oscuridad, imitando a la perfección el mapa celeste del hemisferio norte). 

Charles Dance, Erik ~ The Phantom of the Opera (1990)
Luego llegó Erik... con quien soñaba casarme y pasear de su brazo por las calles de París, viendo cómo las mujeres lo miraban con horrror y yo les decía: "Dicsulpe, ¿su marido, a qué se dedica?" y ellas, con orgullo decían: "Político", "Banquero"... "Sólo?" les decía yo alzándome, "el mío es prestidigitador, ventrílocuo, arquitecto, músico, compositor, cantante... su máscara oculta más maravillas de las que su marido pueda nunca comprarle" y Erik y yo nos íbamos, con una sonrisa en sus labios. 

Alan Rickman, Severus Snape ~ Harry Potter Saga (2001-2011)

Y después... llegó Severus Snape. Al que amé desde la primera línea en la que apareció en el primer libro de la saga. Conocí tan bien su corazón desde el primer momento, que no necesité llegar muy lejos para saber quién lo ocupaba desde hacía años. Me imaginaba a su lado, ayudándole a superarlo, haciendo mil locuras por él (llegué a imaginar que descubría una poción con la que Lily Potter podía volver por una noche a la vida y elegía la noche de Halloween y sólo le decía: "Hazle feliz, sólo por hoy..." y ella aparecía en el baile de Halloween y bailaban juntos. Al dar las doce de la noche, él preguntó cómo pudo ser y ella le respondía: "alguien que te quiere más de lo que puedas imaginar, ha embotellado su vida para que yo pueda usarla esta noche por unas horas. Ese alguien, sólo quería verte sonreír" y ella desaparecía y él corría a buscarme y me encontraba muriendo. Me llamaba estúpida entre lágrimas pero, le dije que saber que había conseguido hacerle feliz y ver que yo ocupaba un ínfimo lugar en su corazón ya hizo que mereciera la pena. 

Es increíble cómo las palabras de una persona a la que no conoces de nada pueden crear seres imaginarios que se convierten en el motivo de cada latir de tu corazón, lo que te hace sonreír en un día en el que todo ha ido mal con sólo buscarle en esas páginas del libro donde te enamoraste de él y rememorar aquel primer encuentro entre las líneas de esa obra.

Quiero agradecer a Anne Rice, a Gaston Leroux y a J.K. Rowling por haberlos creado y haberlos puesto en mi vida. Puedo decir que he deseado con todas mis fuerzas que ellos fueran reales. Aún hoy, a veces, miro por la ventana y espero que Lestat aparezca a susurrarme un 'ma chérie', mientras sus fríos labios se posan en los míos y su suave mano acaricia mi mejilla, llevándose la primera lágrima de mis ojos, que expresa la alegría de ver un sueño realizado. Gracias a Sandra Andrés Belenguer he podido conocer a Erik mucho más y he podido dejar volar mi imaginación más todavía - si cabe - al ver documentos históricos que coinciden con los acontecimientos de la obra de Leroux. ¿Y si fue verdad que existió? Mi corazón egoísta grita que ojalá así fuera pero, mi amor por él luego llora implorando que sólo fuerse producto de la imaginación de un escritor francés de principios del S. XX pues no soportaría vivir sabiendo que fue real, que sufrió esa soledad, que el mundo se privó de un gran genio por el miedo a lo que se ocultaba tras una máscara... Y admito que he odiado a Rowling (¡aún la odio!). Siento que puso en mis manos la posibilidad de amar una vez más y cruelmente me lo arrebató a golpe de dentellada de serpiente. Saben los Dioses las lágrimas que por él he derramado y aún derramo cuando recuerdo toda su triste existencia en la más absoluta soledad... Mas luego pienso que a ella le debo siete libros en los que mi mente volaba en escoba junto a Severus, mirándole a los ojos, confiando en él ciegamente cuando todos estaban en su contra. A ella le debo ese amor incondicional, esa confianza infinita de saber que todo lo que él hiciera, bueno o malo, tenía una explicación detrás...

Gracias a todos aquellos que escribís novelas porque, aunque ninguno de vuestros personajes esté en en mi lista de 'amores literarios', posiblemente lo esté en la de otra persona y esa alegría, esa ilusión, se la habéis otorgado vosotros.

Esta actualización del Blog es por una pregunta que realizó Sandra en su Facebook y que me dio por responderle hoy. Adelanto: tiene mucho que ver con su próximo libro Ex Libris... así que, por mi parte, ¡PROMETE!
Leer más

miércoles, 17 de octubre de 2012

Ex Libris, la próxima novela de Sandra


Recuerdo aún cuando, hace dos años, en la Feria del Libro de Valencia, conocí a Sandra por fin en persona tras un año acribillándola a mails, comentarios en su Blog y Facebok... siendo la fan pesada de turno, vamos. Fui contenta a nuestro primer encuentro, ataviada con mi vestido de The Wizard of Oz de Baby the Stars Shine Bright y con mi amiga Alaure. Ver a Sandra fue un sueño hecho realidad. Que me diera dos besos, que su madre me reconociera como "la chica de la pluma" - seeeeh, suena mal, pero nosotras nos entendemos - me emocionó muchísimo. Pero, lo que más marcó ese día fueron las palabras de Sandra cuando fui a comprar su nueva novela en aquel momento: La Hija de los Sueños.

"Es muy juvenil", me dijo como si pretendiera justificarse, "era para un concurso de Literatura juvenil", agregó. En sus palabras parecía esconder un 'no hace falta que lo compres, ¿eh?' y, en ese instante, me di cuenta de que Sandra ya conocía mi carácter crítico y mis gustos y parecía 'no querer decepcionarme' con aquella última obra suya. "Estoy con algo que sé que te gustará más", dijo al final, como quien revela un gran secreto. Así que, ¿habría pronto otro libro? Tomé un ejemplar de La Hija de los Sueños y le dije "Lo has escrito tú, ¿no? Entonces, me lo compro".

Tras esto, o antes, who knows?, le hice entrega de un regalito que compré para ella: unos ganchitos para el pelo de El Fantasma de la Ópera, historia que nos ha convertido en lo que somos: dos buenas amigas.


La segunda vez que nos vimos fue en La Feria del Libro de Valencia de este año. Yo llevaba puesto para ella mi vestido The Phantom of the Opera de  Fidel David y llevaba una rosa roja con un lazo negro para entregársela. Cuando se la ofrecí, vio el tatuaje de mi muñeca derecha y se sorprendió y llamó a su madre: "¡Mira mamá!", yo las miraba sin comprender y Sandra me confesó: "en mi próxima novela, este símbolo tiene mucha importancia" y yo feliz... mi primer tatuaje, que me lo hice al día siguiente de mudarme de Austria a España para recordar el cambio que daba mi vida, estaría ligado a una novela de Sandra, al igual que mi segundo tatuaje, en mi homoplato con un violín negro, una máscara blanca y una rosa roja con un lazo negro en su tallo lo esaba con su primera novela: El Violín Negro..

Además, me contó su madre que, cuando estuvieron en Candem dijeron 'esto a Pipper le encantaria', yo estaba en una nube. Aparecía en sus conversaciones familiares en viajes de placer como si fuese alguien cercano a ellos.  ¡Casi abrazo a Sandra llorando de emoción! Y es que, mi baja autoestima -o estupidez, según se mire -, me sigue haciendo pensar que soy aquella 'fan pesada que acribillaba a Sandra a mail y comentarios en su Blog y Facebook'


Así que, se puede decir que llevo dos años esperando esta novela y cada día que pasa me parece que falte más tiempo en vez de todo lo contrario. Os dejo ahora con la ficha técnica y la sinopsis. Espero que os atraiga tanto como a mí...

Título: Ex libris
Autor: Sandra Andrés Belenguer
Editorial: Everest
Formato: 21 x 13,5 cms
Nº de páginas: 450
ISBN: 978-84-441-4828-1
Precio: 14,95€
Sinopsis:

Los libros son como una máscara. Hasta que no abres su cubierta, nunca puedes desvelar su interior.

Lara es apodada como "La nueva" o "Bicho raro" en todos los institutos en los que se matricula. La principal razón de su marginación es que Lara solo parece interesada por la literatura y no es nada hábil en las relaciones sociales. Cuando ha conseguido tener alguna amiga, tampoco ha sabido conducir bien esa amistad. Lara vive en París, ciudad a la que sus padres han emigrado dos años antes. Cuando tuvo que mudarse pensó que ese cambio de domicilio y de vida supondría para ella una oportunidad para recomenzar una vida que no le gustaba. Sin embargo, en su nuevo instituto continúan las risas, los murmullos y la actitud distante de sus compañeros. Agobiada por un suceso desagradable con los gamberros de su clase, se va a un parque cerca del cual descubre una extraña librería, la librería Blanchard. El cartel de la librería es un libro abierto con las letras «Ex Libris» y dos interrogantes en él. Aunque la librería parece muy antigua y cerrada al público, llevada por su incansable curiosidad y para refugiarse de la lluvia, Lara decide entrar. El librero, un tipo extraño, la cita para días más tarde. A partir de esa cita, Lara comienza el fin de su solitaria existencia e inicia su propia aventura.
Leer más

El Despertar del Mal - La Hija de los Sueños II

Ficha Técnica


Autora: Sandra Andrés Belenguer
Género: Fantasía, Ficción, Juvenil
Primera Edición: Octubre 2012
Editorial: Viceversa
ISBN: 9788492819966
Páginas: 231
Precio: 14,50€
Valoración: Excelente

Argumento

¿Quién no ha soñado con tener su propio reino?

Hay quienes dicen que soñar con un reino es una señal de poder afrontar todas las adversidades y superarlas cualesquiera que sean. Pero si existe una maldición que predice que «Sangre de mi sangre vengará mi muerte», el sueño puede convertirse en una verdadera pesadilla...

El mundo de Iris ha cambiado repentinamente y todavía no se ha acostumbrado a vivir en su propio reino de los sueños, el cual le resulta extraño y apasionante al mismo tiempo. No obstante, la preocupación por saber el paradero de su amiga Shaila, en manos de las temibles sombras, sigue muy presente en su mente. Asimismo la existencia de un hermano que ella no conocía representa un gran riesgo para el mundo del que ahora ella es reina.

Junto a Adrien, Iris deberá enfrentarse a sus miedos para afrontar su destini y luchar contra una criatura salvaje y ávida de maldad.

Reseña

Hacía tiempo que un libro no me enganchaba como lo ha hecho éste. Debo admitir que nunca he sido muy devota de la literatura juvenil pero, el estilo literario de Sandra, su manera de narrar una historia y describir sentimientos hasta el punto de que tu corazón los haga suyos siempre me ha cautivado. Y, con esta segunda entrega de La Hija de los Sueños, ha superado con creces la primera. He sentido que regresaba a Fantasía, el reino de La Historia Interminable que Michael Ende me mostró de pequeña. Consigue mantenerte con el corazón en un puño, morderte las uñas por la angustia y, de repente, arrancarte una sonrisa tras leer una frase ingeniosa (o una rima de Malverso). De fácil lectura y una trama jugosa a la que no le falta intriga, aventuras, amistad y amor, El Despertar del Mal nos muestra las peores pesadillas que pueden surgir de la mente humana y nos enseña una gran lección que puede que en un futuro —y esto es tener mucha fe en el ser humano—, aprendamos.

Citas

Cada vez que una persona en el mundo real recuerda un sueño plácido, éste renace aquí. Los sueños olvidados son estas hojas caducas, pero al recuperar su memoria perdida, la hoja revive de nuevo. Los sueños siempre aparecen y desaparecen en los pensamientos de la gente. (Página 22)

Solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos. (Página 25)

En ocasiones la verdad puede contener espinas, y por desgracia hay que saber resistir ese dolor por muy, lacerante que sea. (Página 40)

Sin embargo, en lo más profundo de su alma, seguirá existiendo una pequeña llama de esperanza cuya tenue luz iluminaba sus recientes dudas. Y ahora, aquel leve destello se había apagado con el soplo de la certeza. (Página 41)

"Savia de reyes despertará al único ser de luz" (Página 122)

Los seres humanos sois una raza muy compleja, capaces de crear los sueños más hermosos y las más horribles pesadillas. Para bien o para mal, está en vuestro propio espíritu ser creadores y destructores al mismo tiempo; espero que en algún futuro no muy lejano esté en vuestros sueños construir un mundo sin ningún tipo de maldad. (Página 221)

La fuente de la vida es el corazón; es el único capaz de forjar los sueños. (Página 222)

Gracias a Sandra Andrés Belenguer por el envío del ejemplar
Leer más

domingo, 14 de octubre de 2012

Los Reyes Magos son de verdad


Hace mucho tiempo, leí esto en un Blog y lo tenía guardado para ocasiones como la de hoy. Lara, una niña a la que quiero muchísimo, ayer 'descubrió' que los los Reyes Magos, el Ratoncito Pérez... son los padres y saber que ha perdido esa ilusión por lo mágico, que sus ojillos se llenaron de lágrimas me ha partido el corazón. Lara, siempre creí que la primera vez que compartiera esto, sería para leérselo a mis hijos pero, pequeña, hoy... esto es para ti:

"El padre de Blanca se sentó al llegar a casa, dispuesto a escuchar lo que su hija le contaba de sus actividades en el colegio, pero ésta, en voz algo baja, como con miedo, le dijo: 

-¿Papá? , oye, quiero... que me digas la verdad

-Claro, hija. Siempre te la digo -respondió el padre un poco sorprendido.

- Es que... -titubeó Blanca.

-Dime, hija, dime.

-¿Existen los Reyes Magos?

El padre de Blanca se quedó mudo, miró a su mujer, intentando descubrir el origen de aquella pregunta, pero sólo pudo ver un rostro tan sorprendido como el suyo que le miraba igualmente.

-Las niñas dicen que son los padres. ¿Es verdad?

La nueva pregunta de Blanca le obligó a volver la mirada hacia la niña y tragando saliva le dijo: ¿Y tú qué crees, hija?

- Yo no sé: que sí y que no. Por un lado me parece que sí que existen porque tú no me engañas; pero, como las niñas dicen eso.

-Efectivamente somos los padres los que ponemos los regalos, pero...

-¿Entonces es verdad? -cortó la niña con los ojos humedecidos. ¡Me habéis engañado!

-No, nunca te hemos engañado, porque los Reyes Magos sí que existen -respondió el padre cogiendo con sus dos manos la cara de Blanca.

-Entonces no lo entiendo,?

-Siéntate, Blanquita, y escucha esta historia que te voy a contar porque ya ha llegado la hora de que puedas comprenderla. La niña se sentó entre sus padres ansiosa de escuchar cualquier cosa que le sacase de su duda, y su padre se dispuso a narrar lo que para él debió de ser la verdadera historia de los Reyes Magos.

Cuando el Niño Jesús nació, tres reyes que venían de Oriente guiados por una gran estrella se acercaron al portal para adorarlo. Le llevaron regalos en prueba de amor y respeto, y el Niño se puso tan contento y parecía tan feliz que el más anciano de los Reyes, Melchor, dijo: ¡Es maravilloso ver feliz a un niño! Deberíamos llevar regalos a todos los niños del mundo y ver lo felices que serían.

-¡Oh, sí! -exclamó Gaspar. Es una buena idea, pero es muy difícil de hacer. No seremos capaces de poder llevar regalos a tantos millones de niños como hay en el mundo. Baltasar, el tercero de los Reyes, que estaba escuchando a sus dos compañeros con cara de alegría, comentó:

-Es verdad que sería fantástico, pero Gaspar tiene razón y, aunque somos magos, ya somos ancianos y nos resultaría muy difícil poder recorrer el mundo entero entregando regalos a todos los niños. Pero sería tan bonito.

Los tres Reyes se pusieron muy tristes al pensar que no podríanrealizar su deseo. Y el Niño Jesús, que desde su pobre cunita parecía escucharlos muy atento, sonrió y la voz de Dios se escuchó en el portal: 

-Sois muy buenos, queridos Reyes Magos, y os agradezco vuestros regalos. Voy a ayudaros a realizar vuestro hermoso deseo. Decidme: ¿qué necesitáis para poder llevar regalos a todos los niños?

-¡Oh, Señor! -dijeron los tres. Necesitaríamos millones y millones de pajes, casi uno para cada niño que pudieran llevar al mismo tiempo a cada casa nuestros regalos, pero no podemos tener tantos pajes, no existen tantos.

-No os preocupéis por eso -dijo Dios. Yo os voy a dar, no uno, sino dos pajes para cada niño que hay en el mundo.

-¡Sería fantástico! Pero, ¿cómo es posible? -dijeron a la vez los tres Reyes con cara de sorpresa y admiración.

-Decidme, ¿no es verdad que los pajes que os gustaría tener deben querer mucho a los niños? -preguntó Dios.

-Sí, claro, eso es fundamental -asintieron los tres Reyes.

-Y, ¿verdad que esos pajes deberían conocer muy bien los deseos de los niños?

-Sí, sí. Eso es lo que exigiríamos a un paje -respondieron cada vez más entusiasmados.

-Pues decidme, queridos Reyes, ¿hay alguien que quiera más a los niños y los conozca mejor que sus propios padres?

Los tres Reyes se miraron asintiendo y empezando a comprender lo que Dios estaba planeando, cuando la voz de nuevo se volvió a oír:

-Puesto que así lo habéis querido y para que en nombre de los Tres Reyes Magos de Oriente todos los niños reciban algunos regalos, yo ordeno que en Navidad, conmemorando estos momentos, los padres se conviertan en vuestros pajes, y que en vuestro nombre, y de vuestra parte regalen a sus hijos los regalos que deseen. También ordeno que, mientras los niños sean pequeños, la entrega de regalos se haga como si la hicieran los propios Reyes Magos. Pero cuando los niños sean suficientemente mayores para entender esto, los padres les contarán esta historia y a partir de entonces, en todas las Navidades, los niños harán también regalos a sus padres en prueba de cariño. Y, alrededor del belén, recordarán que gracias a los Tres Reyes Magos todos son más felices. 

Cuando el padre de Blanca hubo terminado de contar esta historia, la niña se levantó y dando un beso a sus padres dijo: "Ahora sí que lo entiendo todo papá. Y estoy muy contenta de saber que me queréis y que no me habéis engañado".

Y corriendo se dirigió a su cuarto, regresando con su hucha en la mano mientras decía:

-No sé si tendré bastante para compraros algún regalo, pero para el año que viene ya guardaré más dinero.

Y todos se abrazaron felices, mientras desde el Cielo, tres Reyes Magos contemplaban la escena tremendamente satisfechos".

Así que, grandes y pequeños, a lustrar los zapatos, que el milagro de los Reyes Magos de Oriente se repetirá siempre que haya un niño en la faz de la tierra.


Espero que te guste y te haga seguir creyendo en todo lo que has creído hasta el día de hoy. ¿Cómo no creer en la magia si solo hay que mirarte a los ojos para saber que las hadas existen y hacen prodigios?
Leer más

martes, 18 de septiembre de 2012

¿Puede volver a amar un corazón roto?


La que escribe ahora es una mujer nueva, no es ya los despojos que tu crueldad y egoísmo dejaron anoche arrodillados ante una acera húmeda por la lluvia que caía. Se acabaron las lágrimas por ti, sufrir por ti, sentir por ti... soñar contigo.

Tres días de ausencia y al segundo ya te habías arrojado a los brazos de otra bruja para al día siguiente conseguirte otra compañera inmortal. Dime, ¿eres feliz ahora? ¿No pudiste esperar? ¿Esta era la vida que me esperaba a tu lado? Gracias por hacérmelo saber antes de que fuera demasiado tarde.

Anoche derramé todas las lágrimas que me quedaban mientras mi corazón se quebraba en más pedazos de los que ninguna magia pudiera recomponer. Sangraba mi corazón dejando un sendero escarlata en mi camino en esa noche en la que descubrí que el hermoso jazmín que tanto admirabas no era suficiente para alguien como tú. La fragancia del débil jazmín es efímera, como la arena que se escapa entre los dedos y al final, no puede competir con el aroma de las rosas. Ahora lo sé...

A las puertas de roble de un palacio fui a derramar mis últimas lágrimas mientras con mis nudillos golpeaba la puerta sin obtener respuesta. Supliqué por su perdón, rogué por su clemencia, grité su nombre... todo en vano. Sangrando acabé, dejando de sentir dolor en mis manos a cada golpe de llamada que daba cuando, al darme ya por vencida, una mano helada tomó las mías.

No merecía su perdón. Me había dejado deslumbrar durante años por una simple fantasía, abandonando lo único que era real: su presencia. Él siempre estaba ahí... Me hizo pasar a aquel enorme palacio que a mí me parecía un laberinto y a su cuerpo me aferré con fuerza, como niña que teme perderse de su papá aunque yo sabía que él recorrería el mundo y lo pondría patas arriba por encontrarme.

De sus labios no salió ninguna falsa promesa pues sus ojos reflejaban lo que su corazón albergaba. Él era como yo: un alma eternamente enamorada de algo que jamás podría ser. ¿Qué mejor consuelo para ambos? ¿Quién podría comprendernos mejor que nosotros mismos? De su mano recorrí cada estancia, sabiendo que nunca sería su Diosa romana pero sí su pequeña Emperatriz, la Reina de su palacio y de mis labios surgió una promesa.

- Soy vuestra, mi señor Marius. Haced de mí vuestra voluntad.

Ahora que los rayos del sol le obligan a ocultarse, recorro el palacio observando cómo los sirvientes se inclinan a mi paso. Mis pies caminan ahora sobre alfombras de pétalos de rosas rojas como los ropajes de terciopelo que me envuelven. Terciopelo rojo... siempre será desde hoy un doloroso recuerdo... el terciopelo rojo...
Leer más

miércoles, 22 de febrero de 2012

Ritos Iguales

Ficha Técnica


Autor: Terry Pratchett
Género: Fantasía, Humor, Aventura
Primera Edición: Noviembre 2012
Editorial: Debolsillo
ISBN: 9788444148281
Páginas: 268
Precio: 14,95€
Valoración: Excelente

Argumento

Un mago moribundo cede su bastón -y por tanto su poder- a Eskarina, un recién nacido que, según los rituales admitidos, no puede ser mago sino bruja. Con el tiempo, el rito de iniciación se completa con un aprendizaje más formal en la Universidad Invisible, inefable centro de estudios esotéricos, donde el mago Simón hace gala de sus increíbles poderes. Juntos, Eskarina y Simón tendrán que hacer frente a una invasión de extrañas criaturas que amenazan con destruir Mundo Disco...

Reseña

Divertida y llena de absurdos, los juegos de palabras de Pratchett vuelven a hacer reír de un modo simple e inteligente. La sabiduría de Yaya, las ganas de aprender de Esk y la casi inquietante sabiduría de Simón te hacen no querer dejar de leer para descubrir el secreto del enigmático bastón y sus extrañas tallas. Nunca he sido muy partidaria de Pratchettt y su Mundo Disco pero, tras varias oportunidades, he de decir que cada libro me está gustando más que el anterior. Es un tipo de lectura que debe cogerse con la mente muy abierta a las ideas más disparatadas que se le pueda ocurrir a uno. Así, y sólo así -dejándose envolver por un mundo imposible y absurdo-, se puede disfrutar de la obra de Terry Pratchett, un autor que sabe hacer críticas sociales empleando el humor y la fantasía.
Leer más

martes, 21 de febrero de 2012

La Maldición de Sissi

Ficha Técnica


Autora: Catalina de Habsburgo
Género: Biografía
Primera Edición: 2008
Editorial: La esfera de los libros
ISBN: 9788497347792
Páginas: 318
Precio: 24€
Valoración: Prometedor

Argumento

Nadie mejor que Catalina de Habsburgo para novelar los últimos años de la atormentada existencia de la emperatriz Elisabeth de Austria-Hungría. La autora es heredera del linaje imperial austríaco, ha buceado en los archivos familiares y ha querido poner por escrito la tradición oral familiar sobre Sissi.

A través de la correspondencia que la dama de compañía de la emperatriz mantiene con su hermana, se nos desvela la intimidad de la soberana, su perpetua inquietud, la tan especial relación que mantiene con su esposo y el misterio que rodea la muerte de muchos de sus seres más queridos, sobre todo la de su hijo y heredero de la corona imperial, el archiduque Rodolfo.

El retrato que nos transmite esta novela está muy lejos de las edulcoradas imágenes de las películas. Nos descubre una Elisabeth mucho más real y humana que la del cine, idealista y apasionada, pero también egocéntrica y caprichosa; envuelta en opacos velos, con el rostro siempre oculto tras un eterno abanico; un alma torturada que llama a la muerte y la encuentra en forma inesperada en el afilado estilete que le atravesó el corazón.

Reseña

Siempre que leo este libro encuentro más parecidos con Elisabeth, mujer a la que siempre admiré. Y siempre siento su pena como propia y cada vez más lástima por su triste vida, buscando el sosiego de un alma inquieta que adoraba ante todo el mar. La Gaviota, como si primo Luis II de Baviera la llamaba, era un espíritu libre,una mujer adelantada a su época. Excéntrica, amante del esoterismo, apasionada por la cultura magiar, enamorada de Hungría, diplomática y mujer muy capaz de llevar a cabo tareas políticas que otras de su época no hubieran podido. Se descubre con este libro que Sissi, tal como nos la presenta Romy Schneider en sus películas edulcoradas, nunca existió, mas la emperatriz Elisabeth de Austria, o Erzsebeth Kiralyne de Hungría fue una mujer real, con sentimientos, y más penurias que alegrías. Digna de admiración y muy posiblemente de lástima, por un destino - incluso, quizá una maldición que pesa sobre los Wittelsbach- que pocos envidiarían...


Citas
Mi pobre muñequita,tan débil, tan pálida, que huno de volver de Hungría en su pequeño ataúd, para ser depositada en la cripta de los Capuchinos, junto a todos los Habsburgo. Cuando se cerraron las puertas del mausoleo, tuve la impresión de que mi corazón había quedado encerrado allí dentro y que ya no volvería a salir después. No debería permitírsele a una madre ver morir y enterrar a un hijo... (Pág. 73)
El águila, con su severo aspecto,
sobre sus vertiginosas alturas,
tan cerca de las fugitivas nubes
y de la nieve brillando al sol.
La han capturado
y atado con eternos lazos.
Han paralizado sus fieras alas,
hasta que acaba muriendo de pena...
Elisabeth
(Pág. 129)
El alba te ha visto a vertiginosas alturas
y helo aquí, tenso y tendido sobre el suelo.
Tu vuelo te llevaba cerca del dios sol
y el rayo de luna es el que juega con la muerte.
Sin embargo, sí, sin embargo, te envidio.
Tú has vivido tan lejos de los hombres,
que incluso si el divino sol se apartó de ti,
allá en lo alto las estrellas te lloran.
(Pág. 157)
A partir de ahora, la Gaviota irá errante de isla en isla, a la espera del feliz momento en que pueda reunirse con el Águila de las montañas, cercenada en pleno vuelo. (Pág. 158)
Cincuenta y ocho años han pasado y su cabeza lo demuestra.
Pues tan largo tiempo ha robado tu profusión de rubios bucles.
Cincuenta y ocho años han blanqueado el ornato de tus patillas,
y en la luz del atardecer brillan con ligera plata.
Sin embargo, con la feliz luz del día, caminas a buen paso.
La que hoy, por amor a ti, retrasa su inmersión en las ondas
es la que camina a tu lado y la que reina en tu corazón.
Es la noble hija de Talía la que hechiza tus sentidos.

Elisabeth
(Pág. 177)
Estoy buscando una dama de compañía para el emperador, capaz de distraerle cuando su inmenso trabajo le agobia, alguien a quien le plazca cenar con él cuando la soledad le abruma, alguien capaz de hacerle reír contándole los pequeños chismes que corren por la ciudad. En resumen, alguien que pueda sustituirme durante mis ausencias. Su majestad está casi siempre solo y eso me apena; necesita compañía, a una persona alegre y entregada a su lado, y he pensado que usted podría, mejor que cualquier dama de la corte, hacer ese papel. (Pág. 182)
Si en la vida de mis hijos se diesen circunstancias tristes, al menos les quedaría su feliz juventud en Possenhofen.
Duquesa Ludovica en Baviera
(Pág. 195)
Si tuviera que quedarme siempre en un mismo lugar,
el misma paraíso me parecería un infierno.
Elisabeth
(Pág. 259)
Desearía dejar este mundo como el pájaro que echa a volar
y desaparece en el éter. Como el humo que se eleva, voluta azul
ante nuestros ojos que, al cabo de un instante, ya no está.
Y si un día debo morir, tumbadme en la playa
y que mi última mirada pueda volverse hacia mi querido mar.

Elisabeth.
(Pág.285)
- ¿Quién eres? ¿Quién quiere entrar?
- Soy la Emperatriz Elisabeth de Austria.
- No te conozco, ¿quién quiere entrar?
De rodillas, el maestro de ceremonias pronuncia estas palabras:
- Soy Elisabeth, pobre pecadora que implora la misericordia de Dios. (Pág. 299)
Curiosidad: El 17 de febrero de 1867 el conde Andrássy se convirtió en el primer presidente del Consejo Húngaro.



Leer más