Inkwand: Amores con cuerpo de papel y sangre de tinta

Últimas reseñas

Diario de un vampiro adolescente       ¡Así funciona el mundo!       #Dead7       Cristal       Cristal       Cristal       Rojo y Oro       El hada mancillada       Almas de hierro       El periplo del ángel       El poder de la oscuridad       Canción de Navidad       Hugo Holmes

jueves, 18 de octubre de 2012

Amores con cuerpo de papel y sangre de tinta


¿Cuántos libros habéis leído a lo largo de vuestra vida? ¿Y cuántos personajes os han arrebatado el corazón? Yo no sabría decir cuántos libros he leído pero sí puedo contar con los dedos de una mano - y me sobran dedos - para decir cuántos personajes me hicieron suspirar de amor: tres.

Tom Cruise, Lestat deLioncourt ~Interview with the Vampirw (1994)

El primer amor 'novelesco' fue Lestat DeLioncourt, recuerdo que dejaba mi ventana abierta, esperando que algún día, él apareciera por ella como un nuevo Peter Pan. Cuando me costaba dormir, imaginaba que estaba tumbada en el campo a su lado, y él me enseñaba las constelaciones (mi padre me había puesto estrellas que brillan en la oscuridad, imitando a la perfección el mapa celeste del hemisferio norte). 

Charles Dance, Erik ~ The Phantom of the Opera (1990)
Luego llegó Erik... con quien soñaba casarme y pasear de su brazo por las calles de París, viendo cómo las mujeres lo miraban con horrror y yo les decía: "Dicsulpe, ¿su marido, a qué se dedica?" y ellas, con orgullo decían: "Político", "Banquero"... "Sólo?" les decía yo alzándome, "el mío es prestidigitador, ventrílocuo, arquitecto, músico, compositor, cantante... su máscara oculta más maravillas de las que su marido pueda nunca comprarle" y Erik y yo nos íbamos, con una sonrisa en sus labios. 

Alan Rickman, Severus Snape ~ Harry Potter Saga (2001-2011)

Y después... llegó Severus Snape. Al que amé desde la primera línea en la que apareció en el primer libro de la saga. Conocí tan bien su corazón desde el primer momento, que no necesité llegar muy lejos para saber quién lo ocupaba desde hacía años. Me imaginaba a su lado, ayudándole a superarlo, haciendo mil locuras por él (llegué a imaginar que descubría una poción con la que Lily Potter podía volver por una noche a la vida y elegía la noche de Halloween y sólo le decía: "Hazle feliz, sólo por hoy..." y ella aparecía en el baile de Halloween y bailaban juntos. Al dar las doce de la noche, él preguntó cómo pudo ser y ella le respondía: "alguien que te quiere más de lo que puedas imaginar, ha embotellado su vida para que yo pueda usarla esta noche por unas horas. Ese alguien, sólo quería verte sonreír" y ella desaparecía y él corría a buscarme y me encontraba muriendo. Me llamaba estúpida entre lágrimas pero, le dije que saber que había conseguido hacerle feliz y ver que yo ocupaba un ínfimo lugar en su corazón ya hizo que mereciera la pena. 

Es increíble cómo las palabras de una persona a la que no conoces de nada pueden crear seres imaginarios que se convierten en el motivo de cada latir de tu corazón, lo que te hace sonreír en un día en el que todo ha ido mal con sólo buscarle en esas páginas del libro donde te enamoraste de él y rememorar aquel primer encuentro entre las líneas de esa obra.

Quiero agradecer a Anne Rice, a Gaston Leroux y a J.K. Rowling por haberlos creado y haberlos puesto en mi vida. Puedo decir que he deseado con todas mis fuerzas que ellos fueran reales. Aún hoy, a veces, miro por la ventana y espero que Lestat aparezca a susurrarme un 'ma chérie', mientras sus fríos labios se posan en los míos y su suave mano acaricia mi mejilla, llevándose la primera lágrima de mis ojos, que expresa la alegría de ver un sueño realizado. Gracias a Sandra Andrés Belenguer he podido conocer a Erik mucho más y he podido dejar volar mi imaginación más todavía - si cabe - al ver documentos históricos que coinciden con los acontecimientos de la obra de Leroux. ¿Y si fue verdad que existió? Mi corazón egoísta grita que ojalá así fuera pero, mi amor por él luego llora implorando que sólo fuerse producto de la imaginación de un escritor francés de principios del S. XX pues no soportaría vivir sabiendo que fue real, que sufrió esa soledad, que el mundo se privó de un gran genio por el miedo a lo que se ocultaba tras una máscara... Y admito que he odiado a Rowling (¡aún la odio!). Siento que puso en mis manos la posibilidad de amar una vez más y cruelmente me lo arrebató a golpe de dentellada de serpiente. Saben los Dioses las lágrimas que por él he derramado y aún derramo cuando recuerdo toda su triste existencia en la más absoluta soledad... Mas luego pienso que a ella le debo siete libros en los que mi mente volaba en escoba junto a Severus, mirándole a los ojos, confiando en él ciegamente cuando todos estaban en su contra. A ella le debo ese amor incondicional, esa confianza infinita de saber que todo lo que él hiciera, bueno o malo, tenía una explicación detrás...

Gracias a todos aquellos que escribís novelas porque, aunque ninguno de vuestros personajes esté en en mi lista de 'amores literarios', posiblemente lo esté en la de otra persona y esa alegría, esa ilusión, se la habéis otorgado vosotros.

Esta actualización del Blog es por una pregunta que realizó Sandra en su Facebook y que me dio por responderle hoy. Adelanto: tiene mucho que ver con su próximo libro Ex Libris... así que, por mi parte, ¡PROMETE!

5 comentarios :

  1. Que bonito, me hace pensar cuales fueron "mis personajes", supongo que Raistlin Majere, como tantas veces te he dicho.

    ResponderEliminar
  2. Te voy a hacer como un post contestación, para explicarte que es para mí Raistlin

    ResponderEliminar
  3. Aquí está el mío:
    http://oceanosdepaginas.blogspot.com.es/2013/02/personajes-de-libros-que-te-han-marcado_3.html

    ResponderEliminar
  4. Me he pasado por aquí y tras leer no he podido quedarme sin comentar, comparto uno de tus amores,SS, soy mala escribiendo, pero te comprendo cuando dices que vuelves a las páginas en un día malo y tu mundo cambia, increíble pero cierto!
    Casi muero a finales del sexto libro, solo para sufrir en el séptimo y enterarme que todo era como yo sabía que debía ser, como lo sentía! Y como tu dices acabó siendo arrebatado de nuestras manos cuando más importante era! Dios confieso que también odié a Rowling, aunque ahora me consuelo en ese amor que trasciende el tiempo y las distancias!!!

    ResponderEliminar
  5. Querido Anónimo, gracias por llegar a mi Blog y decidirte a responder. La verdad es que Severus marcó... mucho. Me alegra conocer a otra Severusiana.

    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por pasar a leerme. Todo comentario referente a la entrada es bienvenido. Por favor, evita la publicidad y las faltas de respeto.

TODOS LOS COMENTARIOS SON MODERADOS, por lo que aquellos no relacionados con la entrada comentada, serán eliminados.