Inkwand: febrero 2012

Últimas reseñas

Diario de un vampiro adolescente       ¡Así funciona el mundo!       #Dead7       Cristal       Cristal       Cristal       Rojo y Oro       El hada mancillada       Almas de hierro       El periplo del ángel       El poder de la oscuridad       Canción de Navidad       Hugo Holmes

miércoles, 22 de febrero de 2012

Ritos Iguales

Ficha Técnica


Autor: Terry Pratchett
Género: Fantasía, Humor, Aventura
Primera Edición: Noviembre 2012
Editorial: Debolsillo
ISBN: 9788444148281
Páginas: 268
Precio: 14,95€
Valoración: Excelente

Argumento

Un mago moribundo cede su bastón -y por tanto su poder- a Eskarina, un recién nacido que, según los rituales admitidos, no puede ser mago sino bruja. Con el tiempo, el rito de iniciación se completa con un aprendizaje más formal en la Universidad Invisible, inefable centro de estudios esotéricos, donde el mago Simón hace gala de sus increíbles poderes. Juntos, Eskarina y Simón tendrán que hacer frente a una invasión de extrañas criaturas que amenazan con destruir Mundo Disco...

Reseña

Divertida y llena de absurdos, los juegos de palabras de Pratchett vuelven a hacer reír de un modo simple e inteligente. La sabiduría de Yaya, las ganas de aprender de Esk y la casi inquietante sabiduría de Simón te hacen no querer dejar de leer para descubrir el secreto del enigmático bastón y sus extrañas tallas. Nunca he sido muy partidaria de Pratchettt y su Mundo Disco pero, tras varias oportunidades, he de decir que cada libro me está gustando más que el anterior. Es un tipo de lectura que debe cogerse con la mente muy abierta a las ideas más disparatadas que se le pueda ocurrir a uno. Así, y sólo así -dejándose envolver por un mundo imposible y absurdo-, se puede disfrutar de la obra de Terry Pratchett, un autor que sabe hacer críticas sociales empleando el humor y la fantasía.
Leer más

martes, 21 de febrero de 2012

La Maldición de Sissi

Ficha Técnica


Autora: Catalina de Habsburgo
Género: Biografía
Primera Edición: 2008
Editorial: La esfera de los libros
ISBN: 9788497347792
Páginas: 318
Precio: 24€
Valoración: Prometedor

Argumento

Nadie mejor que Catalina de Habsburgo para novelar los últimos años de la atormentada existencia de la emperatriz Elisabeth de Austria-Hungría. La autora es heredera del linaje imperial austríaco, ha buceado en los archivos familiares y ha querido poner por escrito la tradición oral familiar sobre Sissi.

A través de la correspondencia que la dama de compañía de la emperatriz mantiene con su hermana, se nos desvela la intimidad de la soberana, su perpetua inquietud, la tan especial relación que mantiene con su esposo y el misterio que rodea la muerte de muchos de sus seres más queridos, sobre todo la de su hijo y heredero de la corona imperial, el archiduque Rodolfo.

El retrato que nos transmite esta novela está muy lejos de las edulcoradas imágenes de las películas. Nos descubre una Elisabeth mucho más real y humana que la del cine, idealista y apasionada, pero también egocéntrica y caprichosa; envuelta en opacos velos, con el rostro siempre oculto tras un eterno abanico; un alma torturada que llama a la muerte y la encuentra en forma inesperada en el afilado estilete que le atravesó el corazón.

Reseña

Siempre que leo este libro encuentro más parecidos con Elisabeth, mujer a la que siempre admiré. Y siempre siento su pena como propia y cada vez más lástima por su triste vida, buscando el sosiego de un alma inquieta que adoraba ante todo el mar. La Gaviota, como si primo Luis II de Baviera la llamaba, era un espíritu libre,una mujer adelantada a su época. Excéntrica, amante del esoterismo, apasionada por la cultura magiar, enamorada de Hungría, diplomática y mujer muy capaz de llevar a cabo tareas políticas que otras de su época no hubieran podido. Se descubre con este libro que Sissi, tal como nos la presenta Romy Schneider en sus películas edulcoradas, nunca existió, mas la emperatriz Elisabeth de Austria, o Erzsebeth Kiralyne de Hungría fue una mujer real, con sentimientos, y más penurias que alegrías. Digna de admiración y muy posiblemente de lástima, por un destino - incluso, quizá una maldición que pesa sobre los Wittelsbach- que pocos envidiarían...


Citas
Mi pobre muñequita,tan débil, tan pálida, que huno de volver de Hungría en su pequeño ataúd, para ser depositada en la cripta de los Capuchinos, junto a todos los Habsburgo. Cuando se cerraron las puertas del mausoleo, tuve la impresión de que mi corazón había quedado encerrado allí dentro y que ya no volvería a salir después. No debería permitírsele a una madre ver morir y enterrar a un hijo... (Pág. 73)
El águila, con su severo aspecto,
sobre sus vertiginosas alturas,
tan cerca de las fugitivas nubes
y de la nieve brillando al sol.
La han capturado
y atado con eternos lazos.
Han paralizado sus fieras alas,
hasta que acaba muriendo de pena...
Elisabeth
(Pág. 129)
El alba te ha visto a vertiginosas alturas
y helo aquí, tenso y tendido sobre el suelo.
Tu vuelo te llevaba cerca del dios sol
y el rayo de luna es el que juega con la muerte.
Sin embargo, sí, sin embargo, te envidio.
Tú has vivido tan lejos de los hombres,
que incluso si el divino sol se apartó de ti,
allá en lo alto las estrellas te lloran.
(Pág. 157)
A partir de ahora, la Gaviota irá errante de isla en isla, a la espera del feliz momento en que pueda reunirse con el Águila de las montañas, cercenada en pleno vuelo. (Pág. 158)
Cincuenta y ocho años han pasado y su cabeza lo demuestra.
Pues tan largo tiempo ha robado tu profusión de rubios bucles.
Cincuenta y ocho años han blanqueado el ornato de tus patillas,
y en la luz del atardecer brillan con ligera plata.
Sin embargo, con la feliz luz del día, caminas a buen paso.
La que hoy, por amor a ti, retrasa su inmersión en las ondas
es la que camina a tu lado y la que reina en tu corazón.
Es la noble hija de Talía la que hechiza tus sentidos.

Elisabeth
(Pág. 177)
Estoy buscando una dama de compañía para el emperador, capaz de distraerle cuando su inmenso trabajo le agobia, alguien a quien le plazca cenar con él cuando la soledad le abruma, alguien capaz de hacerle reír contándole los pequeños chismes que corren por la ciudad. En resumen, alguien que pueda sustituirme durante mis ausencias. Su majestad está casi siempre solo y eso me apena; necesita compañía, a una persona alegre y entregada a su lado, y he pensado que usted podría, mejor que cualquier dama de la corte, hacer ese papel. (Pág. 182)
Si en la vida de mis hijos se diesen circunstancias tristes, al menos les quedaría su feliz juventud en Possenhofen.
Duquesa Ludovica en Baviera
(Pág. 195)
Si tuviera que quedarme siempre en un mismo lugar,
el misma paraíso me parecería un infierno.
Elisabeth
(Pág. 259)
Desearía dejar este mundo como el pájaro que echa a volar
y desaparece en el éter. Como el humo que se eleva, voluta azul
ante nuestros ojos que, al cabo de un instante, ya no está.
Y si un día debo morir, tumbadme en la playa
y que mi última mirada pueda volverse hacia mi querido mar.

Elisabeth.
(Pág.285)
- ¿Quién eres? ¿Quién quiere entrar?
- Soy la Emperatriz Elisabeth de Austria.
- No te conozco, ¿quién quiere entrar?
De rodillas, el maestro de ceremonias pronuncia estas palabras:
- Soy Elisabeth, pobre pecadora que implora la misericordia de Dios. (Pág. 299)
Curiosidad: El 17 de febrero de 1867 el conde Andrássy se convirtió en el primer presidente del Consejo Húngaro.



Leer más