Inkwand: noviembre 2013

Últimas reseñas

                                                                                   

lunes, 25 de noviembre de 2013

Book Tag: Los pecados capitales


En este Book Tag toca basarse en los Siete Pecados Capitales para elegir siete libros. Comenzamos por:

AVARICIA


El libro más caro y el más barato: El libro más caro que me he comprado ha sido la obra completa de Las Crónicas de Narnia, de C.S. Lewis, ilustrada y en tapa dura que me costó hace siete años la friolera de 60€ (doy gracias a mi marido que accedió a mis súplicas y me lo compró como regalo de Solsticio de invierno ese año...)


Y, el más barato no sabría decirlo, desde que conocí las tiendas de segunda mano y París-Valencia, he llegado a pagar hasta 20 céntimos por un libro...

IRA


El autor por el que se siente amor-odio: J.K. Rowling. Sin dudarlo. El odio que sentí por ella en junio de 2007 por asesinar vilmente a mi personaje preferido de la saga de Harry Potter, solo es superable por el amor que siento por ella por haberlo creado pero... ¿por qué lo creaste si me lo ibas a arrebatar así, zorra? Te odio... te agradezco que lo crearas, te amaré por ello pero por haberlo arrancado de mi vida del modo en el que lo hiciste, te odiaré... ALWAYS...


GULA


Libro que se devora una y otra vez: Esto va a sorprender a más de una persona pero, no es ni Mujercitas, ni Fantsma, ni Lestat, el vampiro... El libro que más veces me he leído es Una rosa en invierno de Kathleen Woodiwiss. Tiene algo de El Fantsma de la Ópera mezclado con misterio, romance, novela de época... ¡me encantaba! (¡qué leches! Esta noche me lo vuelvo a leer!)


PEREZA


Libro no leído por pereza: Dentro del laberinto de A.C.H. Smith. No sé si llamarlo pereza pero, como era idéntico a la película que ya me sé de memoria, se me hizo súper pesado y no pasé del segundo capítulo, supongo que por el hecho de darme pereza leer un guión que ya conocía...


ORGULLO


Libro del que se habla para parecer intelectual: Huy... ni idea, sí que presumo mucho de haber empezado a leer a Anne Rice desde muy temprana edad, haciendo hincapié en mi relación con el libro de Lestat, el vampiro. Así que, aunque no es para parecer intelectual, mi orgullo es conocer a Anne Rice desde sus inicios en España...


LUJURIA


Lo más atractivo que se le encuentra a un personaje masculino y a uno femenino: Lo que más me atrae del masculino suele ser que sea un alma atormentada, lleno de talento o cualidades que pocos saben apreciar y, por lo visto, los que terminan muertos, creo que eso igual me intenta decir que tengo tendencias hacia la necrofilia (?). También me gusta que sean ácidos, severos, estrictos, distantes... pero que tras esa coraza oculten mucho más que muy pocos saben encontrar. Sobre las mujeres, que tengan carácter, que sean luchadoras, que no se dejen pisar ni sean la típica princesita esperando a su caballero que las rescate. ¿Ejemplos? Erik, de El Fantasma de la Ópera (Gaston Leoroux) y Josephine March de Mujercitas (Luisa May Alcott).


ENVIDIA


Libro que quisieras que te regalasen: El libro sin maquetar de Cómo matar a una Ninfa de Clara Peñalver, que se sortea en el Tour de la Ninfa.


Leer más

sábado, 23 de noviembre de 2013

Click


Enamorada del amor, así la definía su maestro siempre. La eterna enamorada de lo imposible pues, al igual que el fin de cada sueño es cuando se hace realidad, su amor se extinguía cuando le era correspondido o cuando no abarcaba esperanzas. ¿Será que su corazón estaba maldito? Sea como fuere, ella había aprendido a vivir así, amando lo que jamás podría tener, vivía feliz entregándose por entero a ese sentimiento y jamás pedía nada a cambio pues el hecho de vivir enamorada ya la hacía inmensamente feliz, le daba un sentido a su vida: disfrutar lo máximo posible de aquel efímero sentimiento. Y mientras amaba, el mundo le parecía perfecto y nada ni nadie podían arrancarle la sonrisa de los labios, excepto la realidad. Una realidad que en ocasiones dolía tanto que se sentía morir y, había muerto tantas veces rodeada de ese sufrimiento que pronto consiguió adelantarse a él. Supo reconocer su aroma antes de que entrara por la puerta de la alcoba de su fantasía. Y así, corría al armario del orgullo y el miedo y se colocaba su coraza mágica que podía protegerla de cualquier sufrimiento y evitaría las lágrimas. Ella lo llamaba “mecanismo de defensa” y se activaba con un botón que solo ella podía accionar, pues solo ella sabía dónde estaba y lo que provocaba. Hacer ‘click’ era perder la sonrisa, era olvidar lo sentido, guardarlo en el desván del olvido y ponerse el abrigo de témpano de hielo que le congelaba temporalmente el corazón hasta que de nuevo, otro amor lo templara. Su corazón vivía en un invierno y primavera constante, helándose y floreciendo a cada amenaza de peligro.

Y esta vez… no era menos. Ella siempre supo que no era nadie especial, que no conseguiría jamás tener a su lado a alguien como las personas que solía amar, ¿por qué? Porque no se las merecía. Porque ellas eran puras, dulces, sabias… y ella… ella era egoísta, insegura y caprichosa y esas cualidades, no suelen amarse. Claro que mucha gente le tenía estima, ¡no faltaría más! Pero nadie tenía pasaporte para traspasar esa frontera y quedarse en el país llamado amor. Y ella ya defendía lo que le quedaba atrincherada tras su coraza, con la mano siempre en el botón que haría ‘click’ cuando ella lo necesitara.

Como aquel día. El viento soplaba fuerte, como si quisiera, en susurros, prevenirle de lo que se avecinaba pero, ¡no! La tonta enamorada tenía que cerrar los ojos, de cara al viento y sonreír feliz de que éste le azotara el rostro. Porque la vida era maravillosa pues alguien en algún lado era el dueño de todo su amor y eso la llenaba de dicha. Y su sueño se truncó pesadilla, al encontrarse cara a cara con la realidad. No esperaba ser su primera opción, ni siquiera la segunda pero, esperaba haber conseguido un puesto importante en el corazón que ansiaba conquistar y a cambio de esa esperanza en un imposible, descubrió la realidad que la abofeteó con fuerza dejándola arrodillada ante el suelo de su maltrecho corazón, ahora roto en puntiagudos cachitos que se clavaban en sus rodillas. Pero no lloraba, ella ya no lloraba por esas cosas. Solo hacía ‘click’ y todo se pasaba. Pero… si lo hacía, no había marcha atrás, solo funcionaba en una dirección…

Y antes de dar al botón, ya su mente le encontraba faltas a aquel amor. “Olvídalo”, le susurraba y poco a poco se iba convenciendo de que aquel sentimiento, tampoco había sido real y su mecanismo rápidamente trabajaba con su arma de doble filo. “Aquel es mejor”, le decía, tentándola. Y ella, se dejaba llevar, le buscaba lo positivo, se lo reforzaba y entonces, surgía el problema. Volvía a amar… y todo volvía a comenzar. Esa tarde ya todo estaba hecho, su sesión con sus canciones del momento, sus lágrimas de dolor obligadas a permanecer en silencio en la prisión de la rabia y el orgullo y cuando parecía que iba a romper en llanto, que el corazón podía estallar en mil pedacitos, en la gran sala vacía de su maltrecho corazón se hizo el silencio. Click…
Leer más

lunes, 4 de noviembre de 2013

Tesoros de octubre


¡Hola a todos! Siento mucho haberos abandonado todo el mes de octubre, demasiadas cosas, muchas que terminaron y nuevas que espero me animen al empezar en noviembre. No he estado de humor para leer, ni comentar Blogs, mucho menos reseñar ni nada que tuviera que ver con 'responsabilidad Bloggil'. Lo vamos a dejar en un ataque de vaguitis aguiditis pero, intento regresar ya de nuevo y cómo no, tenía que ser con el IMM de octubre.

Como muchos ya sabéis, intento conseguir todo lo que existe de vampiros y ahora ya estoy puesta al día con la saga de Charlaine Harris (y ahora quiero empezar Vampire Academy). Los últimos en llegar han sido: Más muerto que nunca, Definitivamente muerta, Todos juntos y muertos, Muerto y enterrado y El día del juicio mortal


Luego pasamos a Legados de Javier Pellicer que resultó ser amigo de mi querida Elizabetha de Sweet dreams, readers y con quien nos vimos el pasado 12 de octubre. Le compré este libro y me lo dedicó (y ahora caigo, no nos hicimos foto...). Os copio la sinopsis detrás del libro: El mundo está en paz. Una paz relativa, tensa y siempre al borde de un precipicio oscuro . Los elfos de Esmeril, los enanos de Moru y los humanos de Reino Bosque, Salmanasar, Ungoloz y otros países del continente de Valion, conviven en una aparente calma apenas rota esporádicamente por algunas razas hostiles. Decenas de aventureros recorren los caminos dedicados a la realización de hazañas que les reporten fama y grandes tesoros. Pero muy pocos intuyen la tormenta que está por venir, y que pondrá en peligro todo lo existente. En Moru, Bainis de Robleda, hijo de un gran héroe pero criado entre enanos, será señalado por el destino como portador de la piedra mágica Decadencia, corruptora de toda vida. Y en Marvalar, la gran capital de Reino Bosque, la joven Thalla, perteneciente a la mayor institución religiosa del mundo, tendrá que enfrentar su fe a la necesidad ante la llegada de Prosperidad, la runa que otorga vida y abundancia. Ambos adolescentes, con la ayuda de otros compañeros, tendrán que encontrar el modo de librar a todas las tierras de los efectos de las piedras arcanas, sin imaginar que estas son mucho más de lo que aparentan. Pero su misión irá más allá de erradicar un mal superior a la concepción de los mortales, pues deberán enfrentarse también a su pasado, a ese legado heredado que tanto pesa en sus corazones, y del que dependerá en buena parte el futuro de todo el universo.


Mi libro de la mano de Círculo de Lectores ha sido Misión Olvido, de María Dueñas que nos habla de pérdidas, coraje, segundas oportunidades y reconstrucción. Una historia luminosa a caballo entre los años cincuenta y el fin del siglo XX que transita por España y California desplegando intrigas imprevistas, amores entrecruzados y personajes cargados de pasión y humanidad.


Ahora os muestro dos libros que me tocaron en el sorteo que llevó a cabo El Creador de Sueños dentro del Tour de la Ninfa de Clara Peñalver. Se trata de dos libros de los concursos de relato corto del ayuntamientom de Monturque celebrados entre el año 2000 y 2009 en los que Clara resultó segundo accésit (2001) con Luna y su estrella y accésit local (2005) con Sentimientos de una asesina.


Por último, quiero hablar de los dos libros que me ha regalado Misuky. Uno de ellos es La promesa del mago de Cliff Mc Nish, tercera parte de la Trilogía del Maleficio. ¡Cómo le gusta a la gente regalarme terceras partes de trilogías! Aún así, estoy en camino de conseguir los dos que me faltan. Pasemos a la sinopsis. La magia de los niños ha sido liberada. Como bandadas de pájaros surcan los cielos. Con total libertad pueden cambiar de forma y de sumergirse en la profundidad de los océanos. Mientras Raquel se prepara para lo que sabe que va a suceder. Pero cuando ocurre, no tiene nada que ver con los esperado. Un nuevo enemigo aparece en la escena, las monstruosas y terroríficas Griddas. Para enfrentarse a ellas, Raquel y Eric emprenderá un arriesgado viaje hacia un sórdido inframundo. Una tierra de montañas movedizas que susurran y de paisajes helados, que se adivinan tras la tenue luz de un sol agazapado bajo espesas capas de nubes.


Y, otro nuevo regalo de parte de Misuky que ayuda a ampliar mi colección de libros de Gustavo Adolfo Bécquer. En este caso es un librito que se regalaba hace años con El País en la colección Maestros del terror. Incluye las leyendas de La cruz del diablo, La ajorca de oro, El monte de las Ánimas, Maese Pérez, el organista, El miserere y El gnomo.


Quiero agradecer a mi amiga Myriam esta colección de doce volúmenes con los siguientes títulos: Un viaje de novios - Cada uno..., de Emilia Pardo Bazán; Novelas amorosas y ejemplares, de María de Zayas y Sotomayor; Fábulas en verso - La mujer del porvenir, de Concepción Arenal de Carrasco; La gaviota y La familia de Alvareda - Cuentos andaluces, de Fernán Caballero; Jane Eyre (volúmenes I y II), de Charlotte Brontë; Cumbres borrascosas, de Emily Brontë; Orgullo y prejuicio (volúmenes  I y II), de Jane Austen;  Silas Marner, de George Eliot y Castillo interior o Las moradas, de Santa Teresa de Jesús.

Este mes no me he comprado mucho, como podréis apreciar pero, me alegra tener amigos que se acuerdan de mí y haber tenido suerte en el sorteo de los libros de Clara.

¡Hasta pronto!
Leer más