Inkwand: Tesoros de junio

Últimas reseñas

Los límites de su consentimiento       Norte. Los Cuatro Puntos Cardinales       El bosque prohibido       Diario de un vampiro adolescente       ¡Así funciona el mundo!       #Dead7       Cristal       Cristal       Cristal       Rojo y Oro       El hada mancillada       Almas de hierro       El periplo del ángel

viernes, 4 de julio de 2014

Tesoros de junio

 
Junio ha sido un mes de ofertas, saqueo a París-Valencia y gratas sorpresas. ¿Sorpresas? ¡¡¡CHIII!!! Porque una fanática de Anne Rice como yo se pone a gritar como loca en Carrefour cuando está pasando las horas muertas a la espera de que salgan los niños del colegio y se encuentra con esta maravilla... 

Los lobos del invierno, de Anne Rice. Corre el mes de diciembre y los fuegos de roble arden e los majestuosos hogares de Nideck Point. Para Reuben Golding, ahora imbuido del don del lobo, esta Navidad promete ser como ninguna otra... De las sombras de la mansión surge un fantasma atormentado, implorante, incapaz de hablar pero no de abrazar y desear con cariño desesperado... Mientras Reuben se ve atrapado por las pasiones y anhelos de esta presencia espectral, se desvelan secretos asombrosos que hablan de un inframundo extraño, de espíritus centenarios que poseen sus propias historias antiguas y fantásticas y que hostigan con sus poderes oscuros...

Mil soles espléndidos, de Khaled Hosseini. Hija ilegítima de un rico hombre de negocios, Mariam se cría con su madre en una modesta vivienda a las afueras de Herat. A los quince años, su vida cambia drásticamente cuando su padre la envía a Kabul a casarse con Rashid, un hosco zapatero treinta años mayor que ella. Casi dos décadas más tarde, Rashid encuentra en las calles de Kabul a Laila, una joven de quince años sin hogar. Cuando el zapatero le ofrece cobijo en su casa, que deberá compartir con Mariam, entre las dos mujeres se inicia una relación que acabará siendo tan profunda como la de dos hermanas, tan fuerte como la de madre e hija. Pese a la diferencia de edad y las distintas experiencias que la vida les ha deparado, la necesidad de afrontar las terribles circunstancias que las rodean, hará que Mariam y Laila vayan forjando un vínculo indestructible que les otorgará la fuerza necesaria para superar el miedo y dar cabida a la esperanza.

¿Vamos a saquear París-Valencia? ¡Por supuesto! esta vez salí de allí con cinco libros y, uno de ellos, una gran joya que llevaba tiempo deseando: Blancanieves y los siete enanitos, una edición del 75º Aniversario del clásico de Walt Disney por J. B. Kaufman. El libro cuenta la fascinante historia de cómo se rodó el revolucionario clásico animado de Walt Disney. Más de 250 ilustraciones, entre insólitos esbozos argumentales, pinturas de fondo y celuloides, ilustran la genialidad de Walt Disney y la visión creativa de los artistas que produjeron un hito memorable en la historia cinematográfica.

Siguiendo con cuentos, encontré un libro de Kai Meyer titulado La reina de las nieves y, teniendo en cuenta que de pequeña era uno de mis cuentos preferidos, lo compré. Desde el principio de los tiempos, la Reina de las Nieves gobierna el blanco páramo en el linde del mundo. Su reino es frío y su corazón de hielo. Pero un día Tasmin Spellwell, la joven hechicera, se lanza a una aventura que nadie hasta entonces había osado emprender: robarle un carámbano al corazón de hielo de la tirana con el fin de acabar con su poder. En San Petersburgo, durante el invierno más frío que se recuerde, ambas vuelven a encontrarse. Se desencadena un fantástico duelo mágico... pero no es la magia quien obtendrá la victoria, sino el valor de una niña llamada Maus
Ana y el duque, de Kathryn Smith llamó mi atención por estar ambientado en Escocia, lo que hizo que rápidamente pensara en mi amiga Sylvia. Escocia, 1818. Poco esperaba el joven Ewan MacLaughlin que su padre, un duque inglés que lo abandonó, le nombrara heredero justo antes de morir. Y mucho menos esperaba conocer a Ana en tan especiales circunstancias. Al acudir a Londres a la lectura del testamento, Ewan encuentra una nueva familia: la viuda de su padre y sus hermanos Emily y Richard, así como la prometida de éste, la delicada Ana. No todos le dan la bienvenida, ya que Richard tenía previsto ser el único heredero, y urdirá una oscura intriga contra el recién llegado. Sin embargo, no cuenta con los sentimientos de la tímida Ana, quien sueña con el verdadero amor. Frente a ella, Richard cada vez se muestra más mezquino, mientras que el coraje y la honestidad de Ewan la hacen sentirse muy próxima a él. ¿Cómo conciliar su obligación de prometida y esos nuevos sentimientos desconocidos? Debatiéndose entre los intereses familiares y la fuerza de las emociones, Ana y Ewan comprenderán que han de desafiar todas las convenciones para cumplir su destino juntos.

El trono caído, de Helena Curulla. James jamás pensó que le destino le depararía grandes sorpresas. Los límites de su pueblo era todo cuanto conocía y en él creció como un humano más, sin saber que sobre el Continente planeaba una guerra atroz. Su vida cambia radicalmente cuando aparece una criatura extraña llamada Shenak, quien le propone un viaje hasta Lunar-Haial para conocer a la Diosa de las Lunas y pedirle un deseo. Poco a poco James descubre que él mismo forma parte de una profecía escrita por el dios del Tiempo siglos atrás: una profecía que vaticina el final de la guerra del Continente.

El secreto de las sirenas, de Julia Golding. Cuando la enviaron a vivir con su tía junto al mar, Connie no albergaba grandes expectativas. No esperaba entablar amistad con Col, el muchacho más genial del pueblo, ni mucho menos descubrir que todavía existen criaturas míticas que una antigua sociedad ha estado protegiendo durante siglos. Pero, sobre todo, no esperaba descubrir que posee un talento especial, mayor incluso que su secreta capacidad de hablar con los animales. Un talento especial que, con ayuda de Col, puede darle un poder inimaginable y así luchar contra Kullervo y su poderoso ejército.
   
Paso ahora a hablar de otros cinco chollos, estos adquiridos en Cash Converters. El primer libro fue Buffalo Bill, de W. O'Connor. Tiene este libro la veracidad de una biografía, con el interés que se desprende de los hechos auténticos y reales, y la amenidad de una novela de aventuras, con el atractivo que ofrece la literatura de imaginación, la ficción novelesca. La razón de ello estriba en que su protagonista, Buffalo Bill, fue al mismo tiempo un personaje real, que existió, y un personaje de novela. En efecto, protagonista de sucesos extraordinarios, su vida presenta múltiples facetas, cuyo simple relato es ya de un interés extraordinario, especialmente para la juventud, pues, como dice el autor de este libro: "William Frederick Cody, más tarde conocido por Buffalo Bill, nunca supo lo que era el miedo; porque Buffalo Bill afrontó con entereza los constantes peligros que salpicaron su vida y dio la cara a enemigos de reconocida temeridad, superándolos siempre con amplia ventaja; porque, cazador, soldado, explorador, correo, comerciante e incluso artista, vivió libro e independiente, pero sin desviarse en ningún momento de la justicia y del orden establecidos: porque fue diestro en el manejo de las armas, excelente jinete y guerrero intrépido, pero jamás hizo uso indebido de las primeras, ni abusó jamás de los servicios del caballo o se ensaño con los vencidos". Había nacido en Scott Country (Iowa) en 1846, y cuando tenía catorce años marchó a las minas de Colorado, que en aquel entonces constituían dios, en compañía de su padre, granjero, en busca de oro, y a quien, siendo todavía le consumía la fiebre, salvó de una muerte cierta. Lo que le hizo famoso y le dio el sobrenombre de Buffalo Bill, con que ha pasado a la Historia, fue su excepcional condición de cazador de búfalos. En 1867 hizo un contrato con la compañía del ferrocarril Kansas-Pacific, en virtud del cual se comprometió a proveer de carne a todos los empleados y obreros que trabajaban en la prolongación de la vía férrea a través del desierto. 4286 búfalos fueron sacrificados en dieciocho meses. De 1868 a 1872, durante las guerras con los sioux y los cheyenes, ingresó de nuevo al servicio del Gobierno y mato en singular combate al jefe cheyene "Mano Amarilla". En 1883 organizó una exhibición de circo, que atrajo a inmensas multitudes, no sólo de Estados Unidos, sino también de Europa, deseosas de conocer la vida brava e indómita del Oeste americano. Murió en Denver (Colorado) en 1917.

Seguimos con otro clásico, en esta ocasión se trata de El prisionero de Zenda, de Anthony Hope. Estaba en la misma edición que yo leí de pequeña en la biblioteca de mi colegio por lo que la nostalgia me hizo comprarlo. Este libro nos lleva al reino ficticio de Ruritania, en el cual el Rey Rodolfo V es sustituido un tiempo por su primo Rodolfo Rassendyll (quien se enamora de la Princesa Flavia).

Conseguí Cinco horas con Mario de Miguel Delibes. Estamos en marzo de 1966. Carmen Sotillo, a los 44 años, acaba de perder a su marido Mario de forma inesperada. Una vez que las visitas y la familia se han retirado, ella sola vela durante la última noche el cadáver de su marido e inicia con él un monólogo-diálogo en el que descubrimos sus personalidades y los conflictos de su matrimonio. También reproduce una crítica hacia la sociedad del momento obligando al lector a posicionarse en contra de Carmen.


Otro clásico de la literatura española con el que conseguí hacerme fue La Celestina, de Fernando de Rojas. Celestina, vieja alcahueta, barbuda y borracha, regenta un burdel que frecuentan clientes de todas las clases sociales. Además de curandera y partera, con sus hechicerías puede rendir de amor a la más indecisa de las mujeres. Éste es el encargo que recibe de Calisto, enamorado de Melibea, la inteligente hija de un rico mercader.


Y, lo último que me llevé de aquel saqueo a la tienda de segunda mano fue Jim Botón y Lucas el maquinista, de Michael Ende. Un maquinista de tren llamado Lucas vive junto a su locomotora Emma en Lummerland en un país extraordinariamente pequeño (que además es una isla), ya que en él conviven un rey llamado Alfonso Doce-menos-cuarto, un hombre llamado Manga que siempre está paseando con un sombrero hongo en la cabeza y un paraguas cerrado bajo el brazo, así como una mujer grande y gorda con las mejillas rojas como una manzana llamada señora Quée. Todas estas personas viven en este país que, dice Ende, es más o menos el doble de grande que nuestra vivienda y está ocupado en su mayor parte por una montaña con dos picos, uno alto y el otro más bajo. De repente un día llega un gran paquete en un barco correo con una dirección muy extraña y al abrirlo aparece un niño, un niño negro al que ponen por nombre Jim. Con el tiempo Jim se va haciendo mayor y, claro, ¡¡el país es muy pequeño! Vaya problema para el rey, que llama a Lucas y le dice que tendrán que desprenderse de Emma, la locomotora. El maquinista cabizbajo se retira y decide que si tiene que irse ella ál también lo hará. Para Jim su mejor amigo es Lucas y no quiere dejarle, por lo que resuelto le dice que él también se va con ellos. A partir de este momento estos tres personajes, Jim Boton, Lucas el maquinista, y la locomotora Emma empiezan a vivir las más extraordinarias aventuras.


En Todo Colección conseguí los Cuentos de la tía Jo, de Louisa May Alcott son diecisiete relatos de la autora de Mujercitas, de la cual trato de tener todo lo que se publicó de ella.



23 horas y 32 colmillos son los dos últimos libros de la saga Vampire Tales de David Wellington. Llevo dos años tratando de conseguirla y al fin la tengo completa para poder empezar a leerla.



Y ahora, voy con tres libros de una temática que siempre me ha tocado el corazón y más desde que viví en Austria y he conocido historias de gente que vivió la Segunda Guerra Mundial y aquella masacre. La llave de Sarah, de Tatiana de Rosnay. París, julio de 1942. Las autoridades arrestan a 13.000 judíos ante la mirada de los parisinos, que guardan silencio por miedo, indiferencia o simple interés, pues esperan ocupar las viviendas vacías. El pequeño Michel se oculta en un armario para huir de la redada. Su hermana Sarah cierra la puerta para protegerle y se guarda la llave, pensando que va a regresar en unas horas. Sin embargo, el destino de los Starzynski es protagonizar una de las páginas más luctuosas de la historia gala. Los gendarmes confinan a los miles de detenidos durante cinco días en el Velódromo de Invierno, cerca de la Torre Eiffel, sin comida ni agua. Después envían a las familias a un campo de concentración francés, donde los separan como paso previo a su posterior traslado a Auschwitz. París, mayo de 2002. Julia Jarmond, una periodista norteamericana afincada en Francia desde hace veinte años, recibe el encargo de preparar un reportaje con ocasión del sexagésimo aniversario de la redada. La reportera reconstruye el itinerario de los Starzynski y la lucha denodada de Sarah por salvar a su hermano, pero lo último que puede imaginar es que la investigación le conduzca hasta los Tézac, la familia de su marido. La epopeya de la niña judía será un ejemplo a seguir para Julia y para quienes han vivido marcados por el peso de la culpa.



La bibliotecaria de Auschwitz, de Antonio G. Iturbe. Sobre el fango negro de Auschwitz que todo lo engulle, Fredy Hirsch ha levantado en secreto una escuela. En un lugar donde los libros están prohibidos, la joven Dita esconde bajo su vestido los frágiles volúmenes de la biblioteca pública más pequeña, recóndita y clandestina que haya existido nunca. En medio del horror, Dita nos da una maravillosa lección de coraje: no se rinde y nunca pierde las ganas de vivir ni de leer porque, incluso en ese terrible campo de exterminio, «abrir un libro es como subirte a un tren que te lleva de vacaciones». Una emocionante novela basada en hechos reales que rescata del olvido una de las más conmovedoras historias de heroísmo cultural.



La ladrona de libros, de Markus Zusak. En plena II Guerra Mundial, la pequeña Liesel hallará su salvación en la lectura. Una novela preciosa, tremendamente humana y emocionante, que describe las peripecias de una niña alemana de nueve años desde que es dada en adopción por su madre hasta el final de la guerra. Su nueva familia, gente sencilla y nada afecta al nazismo, le enseña a leer y a través de los libros Rudy logra distraerse durante los bombardeos y combatir la tristeza. Pero es el libro que ella misma está escribiendo el que finalmente le salvará la vida.

6 comentarios :

  1. Los cuentos de la tia jo, y la bibliotecaria de auschwitz son los que más me llaman. La ladrona de libros ya es uno de mis favoritos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de la Bibliotecaria de Auschwitz estaba en Carrefour de oferta cuando lo compré.

      Eliminar
  2. Seguramente aprovechando el tirón de la Ladrona de libros lo pusieron ahí para que la gente picara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy posiblemente, pero es que me salió tirado de precio...

      Eliminar
  3. He de confesar para mi vergüenza que ni he leído "La ladrona de libros" ni he visto la película. Pero está en mi lista de pendientes si es que eso rebaja mi delito xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco lo he leído pero la película me gustó muchísimo.

      Besos de tinta

      Eliminar

Gracias por pasar a leerme. Todo comentario referente a la entrada es bienvenido. Por favor, evita la publicidad y las faltas de respeto.

TODOS LOS COMENTARIOS SON MODERADOS, por lo que aquellos no relacionados con la entrada comentada, serán eliminados.