Inkwand: Tírame un cuento

Últimas reseñas

Los límites de su consentimiento       Norte. Los Cuatro Puntos Cardinales       El bosque prohibido       Diario de un vampiro adolescente       ¡Así funciona el mundo!       #Dead7       Cristal       Cristal       Cristal       Rojo y Oro       El hada mancillada       Almas de hierro       El periplo del ángel

sábado, 3 de enero de 2015

Tírame un cuento




De la mano de Michael y Jane os traigo un juego que a nosotros nos gusta mucho: se trata de nueve dados de seis caras con dibujos en cada una de ellas. Por ahora, solo tenemos esta caja de nueve dados pero, os prometemos ir trayendo más. El juego es sencillo: se tiran los dados y se observan las nueve caras para inventar un cuento con las imágenes que nos muestran. Y queremos jugar con vosotros. Cada sábado, haremos una tirada y subiremos aquí la foto junto con la historia que entre nosotros tres creemos. Pero, ¡queremos leer las vuestras! Por eso, estaremos a la espera de vuestros cuentos en los comentarios de cada entrada. ¿Queréis comenzar?



Los dados son:

• Escaleras
• Nota musical
• Corona
• Huevo
• Collar
• Estrella de sheriff
• Chico señalando
• Horizonte/Amanecer/Atardecer
• Habichuelas

Aquí va nuestra historia.

Hace ya muchos años, en un reino muy lejano, vivía un joven rey (corona) que nunca estaba satisfecho con nada (chico señalando). Siempre consideraba que todo estaba mal hecho, todo le molestaba, hasta tal punto que llegó el día en el que prohibió la música (nota musical) porque aseguraba era la culpable de sus dolores de cabeza. Mandó quemar todos los instrumentos musicales y lanzar las cenizas desde la torre más alta del castillo para que el viento se las llevara lejos y nunca regresasen a su reino. Aquellas cenizas fueron a caer sobre un huevo encantado (huevo) que eclosionó dando vida a la mujer más hermosa que jamás nadie pudiera imaginar. Era tal su belleza, que pronto se compararon sus hermosos ojos con las esmeraldas, sus cabellos con el ébano y su piel con el alabastro. Su voz era melodiosa, recordando siempre las cenizas de los instrumentos musicales que ayudaron en su creación pero, la hermosa joven ocultaba un terrible secreto: toda su belleza y musicalidad desaparecían con la llegada de la noche (Horizonte/Amanecer/Atardecer) lo que la obligaba a recluirse en una mazmorra (escaleras) abandonada en medio del bosque, donde se aseguraba de no ser encontrada por el capitán de la guardia real (estrella de Sheriff) que buscaba desesperadamente al monstruo que gritaba cada noche, impidiendo que el joven rey pudiera descansar. Debido a tantas noches de insomnio, el rey se había vuelto aún más insoportable con sus quejas y acusaciones. Tanto así, que todo el pueblo quiso ayudar al capitán de la guardia real a buscar al endemoniado ser que privaba de sueño a su soberano. Mas toda búsqueda fue inútil. Nadie se atrevía a rondar por el bosque de noche, por miedo a ser devorado por el monstruo y, por el día, nadie sospechaba de la joven hermosa de voz melodiosa que vendía fruta y verdura en el mercado de la plaza del pueblo. Un día, el rey se dignó a visitar aquel mercado, saludando a sus súbditos como hacía una vez al año para mostrarse "cercano" a ellos aunque, todos sabían que poco o nada importaban sus vidas a aquel muchacho egoísta y malhumorado. Cuando la bella vendedora tropezó con el rey, el pueblo quedó paralizado por completo durante unos instantes, observando con pánico la escena, y temerosos de la reacción del soberano. Pero, lo que entonces sucedió, sorprendió a todos. De la boca del joven rey salió una habichuela (habichuelas) negra y reseca que se desintegró en cuanto el sol se posó sobre ella. Muchos ancianos fueron los que recordaron la leyenda que envolvía a la noche en que los padres del rey fallecieron. Una hechicera los había asesinado y había emponzoñado el corazón del príncipe con una habichuela encantada que no le permitía ser feliz. La sonrisa de agradecimiento que el joven rey dedicó a la muchacha que había acabado con su tormento cautivó a todos los presentes, enamorando a la muchacha que, viendo que el sol se ponía, quiso huir de allí. El rey la detuvo, agarrándola del brazo y, al girarla para contemplar sus ojos, vio el terror en ellos.

—Me odiaréis si sigo aquí al desaparecer el sol del firmamento —aseguró ella, con tristeza.

Y, sin más explicaciones, se liberó  de los dedos que la retenían y huyó al bosque, donde su escondite la esperaba y el capitán de la guardia real la observaba desde unos arbustos, Fue con los primeros rayos de luna que los rugidos se hicieron oír en todo el bosque, llegando a oídos del príncipe en su castillo. No pudiendo dormir, tomó su corcel más veloz y su espada más afilada y partió rumbo al lugar del que provenían los rugidos. Según se iba aproximando, pudo comprobar que lo que parecían enfurecidos sonidos de odio y destrucción no eran más que unos gemidos de dolor y tristeza. Pero, ¿qué animal podría encerrar semejantes sentimientos? Entró en la mazmorra, seguido del capitán de la guardia real y pronto descubrió al dragón más grande que sus ojos hubieran visto jamás. Alzó su espada, dispuesto a asestarle una estocada letal pero, entonces dos esmeraldas se posaron sobre sus ojos y reconoció en ellas los ojos de la muchacha que rompió su maldición. Tiró al suelo su espada, se acercó lentamente, con las manos en alto para mostrar que iba desarmado y, con delicadeza, acarició las escamas del lomo de la criatura. 

Al alba, la muchacha surgió envuelta en una capa de escamas y miró avergonzada a los dos hombres que tenía ante sí, testigos de su verdadera naturaleza.  

No soy lo que parezco, Alteza —susurró sin atreverse a mirarle a los ojos.
¿No eres acaso la mujer que me ha salvado de la tristeza? —ella no respondió —Y, ¿no eres acaso el dragón que podría proteger al reino de cualquier ataque enemigo sin sufrir daño alguno? —Ella asintió, sin mirarle aún a los ojos —. Entonces, sí eres lo que pareces. Pareces una gran reina. Pues no solo belleza busco para tener a mi lado sino una aliada en la batalla, sabia y fuerte, justa y valiente y eso es todo lo que veo en ti.

Días después, se proclamó a la joven como la futura reina en una fiesta que duró hasta el amanecer del siguiente día. Al llegar la noche, el pueblo comprendió que su futura reina era mucho más que una caja de música bonita: era un ser poderoso que los protegería con su vida. Todos querían a la joven y conocían su bondad por lo que su segundo aspecto no cambió la opinión que tenían de ella. Todo lo contrario. Entregaron al orfebre el poco oro que cada cual tenía y el rey una esmeralda que se asemejaba a los ojos de su amada y con ello, crearon un collar (collar)que el dragón lucía en el pecho por las noches y la doncella a modo de cinturón por el día.

Esperamos que os haya gustado, ¡nos vemos la semana que viene con otra tirada!


2 comentarios :

  1. El Story Cubes es un juego muy entretenido y que estimula la creatividad de los niños. El año pasado se lo regalamos a mi sobrina y juega mucho con él. Además, tiene la ventaja de que existen "expansiones" con dados diferentes para enriquecer las historias. De esta forma puedes seguir sacándole provecho al juego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy divertido. A veces cuesta un poco conseguir crear un historia con sentido usando todos los dados pero nosotros queremos hacernos con las otras dos cajas y las tres expansiones de tres dados.

      Besos de tinta

      Eliminar

Gracias por pasar a leerme. Todo comentario referente a la entrada es bienvenido. Por favor, evita la publicidad y las faltas de respeto.

TODOS LOS COMENTARIOS SON MODERADOS, por lo que aquellos no relacionados con la entrada comentada, serán eliminados.