Inkwand: Segundo día de Camp NaNoWriMo

Últimas reseñas

Diario de un vampiro adolescente       ¡Así funciona el mundo!       #Dead7       Cristal       Cristal       Cristal       Rojo y Oro       El hada mancillada       Almas de hierro       El periplo del ángel       El poder de la oscuridad       Canción de Navidad       Hugo Holmes

domingo, 3 de abril de 2016

Segundo día de Camp NaNoWriMo

Segundo día en Camp NaNoWriMo, estoy orgullosa... han sido 959 palabras.



Hogwarts, 25 de agosto de 1997 

Hoy escribo desde un dormitorio diferente, otro país y desde un castillo que sigue igual que cuando lo dejé. Me cuesta creer que esté de nuevo en las mazmorras de Hogwarts, en una habitación contigua a la enfermería donde años atrás yo pasaba la mayoría de mis noches debido a mis continuos achaques de salud. Cuando he entrado esta mañana en la enfermería a recoger mis uniformes, he acariciado las sábanas de una de esas camitas deseando que este curso ninguna de ellas tenga demasiados ocupantes. Mirar por la ventana ha sido un viaje al pasado. Me he visto leyendo en las ramas de uno de los árboles del jardín, esquivando ramas del Sauce Boxeador volando en mi Amazona Estelar, jugando en el lago con el Calamar Gigante… Ha sido mi hijo quien me ha devuelto al presente al tomarme suavemente de la mano preguntándome si me encontraba bien. Él ya sabe que estudié aquí, que fue aquí donde su padre y yo nos conocimos y por eso le resulta tan especial el que ahora los tres estemos aquí, juntos. Quiere conocer mis rincones preferidos, dónde Erik y yo solíamos pasear y, sobre todo, quiere vernos tocar el violín juntos en el Bosque Prohibido una noche, como hacíamos siempre. No me atrevo a decirle que es peligroso, que ahora ningún lugar es seguro, que los mortífagos están por todas partes. No puedo mirarle a la cara y decirle que le hemos metido en la boca del lobo, no comprenderá que era nuestro deber, solo se sentirá desprotegido y quizá traicionado por nosotros. 

—Este lugar me trae demasiados recuerdos, cariño… eso es todo. 

Parece conformarse, pero le conozco y pronto hará más preguntas pero solo tenía un recado, que un señor le ha dicho que vaya al despacho del director a presentarme una vez esté instalada. Estando los Carrow como profesores, miedo me da conocer en manos de qué ser desalmado han puesto la dirección del colegio. Sonrío a mi hijo y le digo que iré enseguida, tras asearme pero lo que quiero es tomar respirar hondo varias veces, quizá beber un par de pociones tranquilizantes y ensayar mi sonrisa más amable y servicial frente al espejo de mi nuevo tocador. Erik me ha abrazado y con unas pocas palabras, me ha llenado de un valor que desconocía poseer. Colocado tras de mí, ha masajeado mis hombros y me ha besado en el cuello susurrándome lo preciosa que estoy cuando sonrío y todo mi nerviosismo se ha esfumado. 

He subido decidida las escaleras y, una vez frente a la estatua de la gárgola a la que había que dar la contraseña. Creía que tendría que buscar a algún profesor que pudiera ayudarme, pero no ha sido necesario. Como si la gárgola supiera que me esperaban, ha girado dejando ver las escaleras de acceso al despacho del director. Va a ser extraño no ver a Dumbledore tras la mesa. Suspiro y me armo de valor para ponerle cara —¡y nombre!— al nuevo director de Hogwarts. Está de espaldas, mirando el retrato de Albus Dumbledore que está vacío, supongo que porque ni él soporta a quien ocupa ahora su lugar. 

—Disculpe, me dijeron que viniera a presentarme ante usted. Soy Lady Lilian Ghost, la nueva enf… 

Y entonces ese hombre ataviado en una túnica negra se gira y me mira a los ojos. Me llevo una mano a la boca y retrocedo un paso, demasiado aturdida. Esos ojos negros, esa mirada fría… los reconocería en cualquier parte. Sus finos labios a penas se curvan en una mueca de disgusto al ver mi reacción y eso me hace reaccionar. Mi orgullo siempre nos hacía discutir y el suyo convertía nuestra amistad en una batalla campal. Me acerco hasta quedar a escasos metros de él, bordeo la mesa y cuanto más cerca estoy de él, más borroso lo veo, sin darme cuenta que es debido a mis propias lágrimas. 

—¿Severus? 

Logro preguntar, como si aún me costara creer que estaba ahí, a mi alcance. Él no mueve un solo músculo, solo me observa de arriba abajo, como si me evaluara. Quizá le costaba creer que fuese yo, acostumbrado a mi uniforme de colegiala, o a los pantalones vaqueros ajados, las camisas de leñador y el pelo siempre suelto y revuelto. Ahora era una dama, con el cabello recogido y adornado y con la ropa siempre limpia y pulcramente planchada. 

—Veo que sigues siendo su muñequita y que te sigue vistiendo a su gusto— dice con reproche y desprecio. Abro los ojos, dolida al ver cuáles han sido sus primeras palabras hacia mí tras tantos años. Le desafío con la mirada y sonrío de medio lado. 

—Y yo veo que al parecer, al matar a Dumbledore, has perdido el poco corazón que te quedaba. —Antes de que pueda reaccionar, Severus me apunta con su varita, con odio y un gran dolor en su mirada —. ¡LO SABÍA! —exclamo con un entusiasmo que le descoloca —. ¡Sabía que no quisiste hacerlo. ¿Qué pasó? ¿Fue una trampa? Fue eso, ¿verdad, Severus? 

Lo miro enternecida, imaginando todo tipo de conspiraciones contra él y baja su varita con un suspiro de resignación. 

—Aceptar que vinieras ha sido mi mayor error. Vete ahora que puedes, Adams… 

—Ghost, o Lily en su defecto. Hace mucho que dejé de ser Adams. —Esto parece molestarle, suelta un tipo de gemido de indiferencia y se sienta en la silla del director. 

—Me niego a llamarte por ese apellido, Adams. Es el apellido de un pederasta. La sangre me hierve y golpeo con mis puños sobre la mesa, haciendo que sus ojos se abran llenos de asombro. 

—¡¡¡ES EL APELLIDO DEL HOMBRE QUE SUPO VALORAR LO QUE TÚ DESPRECIASTE!!! 

(Continuará…)

6 comentarios :

  1. Me ha encantado, deseando que continué
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Ayer escribí el primer capítulo. La idea es escribir cada día de abril una entrada.

      Besos de tinta

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¡Gracias! Se está convirtiendo en un pequeño vicio y más cuando os leo comentar.

      Besos de tinta

      Eliminar
  3. Me encanta *-* espero lo continúes pronto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias ^_^

      Mi idea es publicar a diario.

      Besos de tinta

      Eliminar

Gracias por pasar a leerme. Todo comentario referente a la entrada es bienvenido. Por favor, evita la publicidad y las faltas de respeto.

TODOS LOS COMENTARIOS SON MODERADOS, por lo que aquellos no relacionados con la entrada comentada, serán eliminados.