Inkwand: Reseña: Versalles, el sueño de un rey

Últimas reseñas

Los límites de su consentimiento       Norte. Los Cuatro Puntos Cardinales       El bosque prohibido       Diario de un vampiro adolescente       ¡Así funciona el mundo!       #Dead7       Cristal       Cristal       Cristal       Rojo y Oro       El hada mancillada       Almas de hierro       El periplo del ángel

miércoles, 22 de junio de 2016

Reseña: Versalles, el sueño de un rey

Ficha Técnica


Autora: Elizabeth Massie
Género: Histórica
Primera Edición: Mayo 2016
Editorial: Espasa
ISBN: 9788467047615
Páginas: 438
Precio: 21€
Valoración: Prometedor

Argumento

En la Francia del siglo XVII se encuentra Luis XIV, conocido como el Rey Sol con una única ambición: que su país sea considerado el centro del mundo. Para ello, uno de sus proyectos, será la construcción del palacio de Versalles. A su lado tendrá a aliados pero también gente que conspirará a sus espaldas poniendo en riesgo su vida y la de sus personas más queridas. Un mundo que gira en torno a un rey lleno de ambiciones y pasiones a quien sus ansias de poder llegan a cegar.

Reseña

Versalles, el sueño de un rey ha sido una obra que ha logrado sorprenderme, quizá porque al ser la adaptación de una serie televisiva, tenía pocas expectativas puestas en ella. Si bien es cierto que las descripciones de los lugares, vestimenta y toda la ambientación en general es escasa, esta carencia se ve recompensada con una trama donde los acontecimientos fluyen sin cesar a lo largo de las cuatrocientas treinta y ocho páginas que forman la novela. 

Narrada en tercera persona, nos sumerge dentro de pleno Siglo XVII en un Versalles muy diferente al hermoso palacio que conocemos hoy. Sin ser más que un pabellón real de caza, acoge una serie de tramas políticas y conspiratorias que obliga al lector a permanecer atento a cada línea. La gran cantidad de nombres y el hecho de que no se profundice demasiado en los personajes secundarios pude ser al principio una complicación a la hora de comprender la historia pero, una vez uno se familiariza con los nombres, esto deja de ser un problema. 

Tres años pasan a lo largo de diez capítulos en los cuales cada personaje va buscando cumplir sus aspiraciones: Luis XIV desea su palacio y ser el gran Sol, el centro a cuyo alrededor todos giren; Felipe busca ser reconocido como algo más que el hermano del rey; una joven hija de un médico intenta seguir la carrera de su padre a pesar de no estar permitido a las mujeres ejercer la Medicina y de correr el riesgo de ser tachada de bruja; otros, buscan cómo deshacerse de quien no consideran digno de reinar en Francia... Muchos evoluciona por el camino y otros sorprenden cuando se va destapando su verdadera personalidad o sus intenciones. Es una historia que permite ver la incertidumbre por la que tenía que atravesar un rey en su propia corte. 

El lenguaje no es excesivamente elaborado lo que, junto a la fluidez de los acontecimientos hacen que la lectura sea ágil. Lo importante aquí son los hechos y la autora no se detiene a utilizar frases rebuscadas ni florituras. Es sencilla y directa. Es destacable cómo se utilizan datos históricos dentro de la historia para dar más realismo y credibilidad a aquellas escenas que nunca sucedieron en la realidad mezclando de manera magistral realidad y ficción. 

El título, muy acertado, no solo habla del sueño del que despierta Luis en el primer capítulo y el que le inspira para convertir el pabellón de caza en un gran palacio. Engloba todas las ambiciones encerradas en su persona tanto de carácter político como personal. El libro nos muestra un personaje ególatra, que busca la admiración y el respeto —y temor— de quienes le rodean sin importar tener que utilizar a todos para lograr sus propósitos. Aunque esa ambición y esa falta de escrúpulos se ve alterada al final de la novela, cuando un acontecimiento que deja con la incertidumbre de cómo continuará la historia mostrará su parte más humana. 

La portada es muy sugerente, llama la atención por el colorido del corpiño sobre la nívea piel de una dama cuyas finas manos empuñan con seguridad y delicadeza al mismo tiempo una daga, una imagen que representa lo anteriormente dicho: la traición viviendo en la propia corte, cerca del rey. 

Una lectura entretenida que con una ambientación algo más elaborada podría llegar a muchos más lectores a los que, como a mí, les guste que las palabras retraten a la perfección a los personajes y su entorno.

Citas

☙ —Tengo la sensación de que los médicos se plantan delante de los cadáveres y dictaminan las causas de la muerte. Sin embargo, me pregunto si pasan por alto la más obvia de todas las causas: su propia incompetencia. [...] Y, ¿no crees que quizá nuestra medicina es la culpable? Si fuera Dios mismo quien atendiera a esos niños, ¿les extraería sangre? ❧

☙ —¿Qué te pasó en el brazo? —Me lo dejé en el campo de batalla, en Malinas. —Mira que eres olvidadizo —dijo el rey riendo entre dientes. ❧

☙ —Serás el primer hombre al que el rey ve por la mañana y el último al que ve por la noche. Anticiparás todas sus necesidades, para que él pueda perseguir su maravilloso destino con valor y determinación. No conocerás a nadie tan sabio, bueno y generoso como él. Te sentirás el hombre más afortunado del mundo, hijo mío. Serás uno de los pocos que sepan de verdad los pensamientos más íntimos del rey. Y entonces, un día, le contarás ese viaje a tu propio hijo y le entregarás estas bendiciones. [...] —Pero si vivo con el rey..., ¿cuándo podré volver a casa? ❧

☙ —Yo creo —dijo Luis volviéndose hacia el— que el verdadero paraíso se encuentra entre los brazos de su padre. Estar aquí contigo, en este momento. —A Bontemps se le llenaron los ojos de lágrimas, y Luis le apoyó una afectuosa mano en el hombro. ❧

☙ Cientos de soldados yacían desparramados por el terreno abrasado, como ovejas descuartizadas. Los que agonizaban se retorcían lastimeramente, llorando por sus seres queridos y por u hogar, mientras que los muertos estaban... muertos. ❧

☙ —Los hombres nunca se sienten tan vivos como cuando están burlando a la muerte —dio Montespan—. Algunos se convierten en niños y otros en soldados. La mayoría ni siquiera saben qué son —Ni tampoco tienen la oportunidad de averiguarlo. ❧

☙ —¿Sufrió? —Mucho, sire. —Espero que fuera rápido. —Debió de sufrir terribles dolores durante bastante tiempo. Luis se prendió el broche en la chaqueta. —Monieur Fabien, no os esforzáis mucho por conseguir mi aprobación, ¿verdad? [...] —No, sire. [...] —Vuestra sinceridad también es un arma. —Si vos lo decís, sire. ❧

☙ —Yo no he elegido esta guerra. [...] —Ni yo.Pero es lo que nos corresponde. Tú estás en un bando y yo en el otro. —Los cañones de tu ejército han matado a muchos de mis amigos. —Estamos haciendo historia. [...] —Pues quédate tú a hacer historia. Yo me voy a casa con mi mujer y mi hijo. —Viven en un mundo forjado por la guerra —repuso Felipe—. Somos parte de la creación.No puedes eliminar la guerra de tu cuerpo porque es nuestro cuerpo. —Un padre tiene que ver a su hijo para decirle que lo ama más que a su propia vida. —Y ¿cómo le enseñarás a tu hijo a enfrentarse a su futuro con valentía si tú no eres capaz de hacer frente al tuyo? Tus palabras no significarán nada. ❧ 

☙ —En el campo de batalla no hay reyes, nobles, ni campesinos. Todos los hombres son iguales. Luchan para sobrevivir un día más. Mañana, en ese campo de batalla, tendré más en común con mi enemigo que con mi propio hermano. ❧

☙ —La mente es muy poderosa. O asquerosa, en vuestro caso. Como una rata muerta en una ratonera. —Me encanta vuestra lengua, madame. —Y a mí. —Me declaro admirador de ese apéndice vuestro, tan afilado... Una de las lenguas más hirientes que he visto jamás. —Me consta que habéis visto unas cuantas. —Me recordáis a los cisnes del lago: tan gráciles en la superficie... Y, sin embargo, bajo el agua no son más que un par de aletas gordas que se mueven sin descanso. —Pero poseen un pico con el que podrían romperos un brazo. ❧

☙ —¿Cómo está vuestro esposo? [...] —Ay, querida. Con lo bien que lo estabais haciendo... —Os..., señora, os ruego me disculpéis, no tenía ni idea. —Eso es evidente. Pero, en fin, como respuesta a vuestra pregunta os diré que no lo sé. Por suerte, está muy muy lejos. —¿Y no lo echáis de menos? —De niña tuve disentería, tifus y raquitismo. Echo más de menos cualquiera de esas enfermedades que a mi esposo —afirmó Montespan al tiempo que se apartaba el pelo de los ojos—. Casaos por el poder y anhelad el amor. Si encontráis al hombre ideal, haced ambas cosas. ❧

☙ —Veo que os va muy bien. Ya sabía yo que teníais potencial. Me halaga que hayáis llegado tan lejos, lo admito. [...] —¿Acaso no nos enseña Cristo que sólo pasando por el infierno se puede llegar al cielo? [...] En ese caso, sí, supongo que debo daros las gracias. ❧

☙ —Vamos, he visto vuestra casa.Los cojines están deshilachados, las paredes tienen humedades... Vuestro château es exactamente igual que vos: un exterior aceptable, pero podrido del todo bajo la fachada. ❧

☙ —[...] Como siempre dices, hermano, no existe mayor gloria que morir por el rey y la nación. Pero, basándome en mi experiencia personal, creo que debo disentir: para mí, no hay mayor gloria que vivir. ❧

☙ —¡Me lo habíais prometido! ¡Habíais dicho que lo dejaríais vivir! —Y lo he hecho. Lo he dejado vivir unos tres segundos más. Soy un hombre de palabra. ❧

☙ —Ningún hombre regresa del campo de batalla tal y como llegó allí. Muchos ven fantasmas. El olor de la carne asada al fuego, por ejemplo, puede desencadenar un recuerdo tan vívido como la experiencia misma. Algunos se dan al alcohol, otros se quitan la vida [...] Y otros plantan naranjos para el rey. ❧

☙ La joven acercó el rostro al de Benoit y él la besó apasionadamente. Y, entonces, una inmensa alegría, tan radiante como la luz de los fuegos artificiales, le colmó el alma. ❧

☙ —Felipe, crees que porque soy rey he dejado de ser hermano, que puedo tener todo lo que quiera hasta no anhelar ya nada. Pero ni siquiera un rey puede vivir todo lo que querría vivir. Y, sin embargo, eres tú quien vive por mí esos momentos de la vida. Eres tú quien vive de verdad la vida que anhela un rey. ❧

☙ Un enjambre e moscas revoloteaba en torno a su cabeza.Desde sus cuencas vacías y enrojecidas, el cadáver parecía contemplar a Cassel con una mirada cargada de reproches. ❧

☙ —Solo hago lo que a ti se te da fatal. —Y ¿qué es? —Velar por tus propios intereses. ❧

☙ —Lo importante no es que dure eternamente [...] Sólo que exista. Porque, entonces, siempre habrá existido. ❧

☙ —[...] el rey que hace que los soldados se enfrenten entre sí no dura mucho como rey. Todos los hombre atacan cuando se sienten maltratados. ❧

☙ —Te dije: "A partir de hoy, todo día que pase sin tocarte, saborearte, sentirte y respirarte será un día de muerte y luto". ❧

☙ —Si yo te enseñara una pieza de música, si esa pieza de música te llegara al corazón pero un día se quemaran las partituras, aún serías capaz de interpretarla de memoria ante cien personas. Y esas personas podrían aprendérsela de memoria e interpretarla. Y así una y otra vez. La canción que cantamos aquí... quiero que siga interpretándose eternamente. ❧

☙ —Enriqueta encontró un topacio amarillo entre el barro, en forma de lágrima. Te lo ofrecimos en honor de tus distinguidos servicios. Me sentía tan orgulloso de ti... Y ella también. Nos creíamos tan fuertes que si el mundo hubiera querido acabar con nosotros, habríamos sido capaces de enfrentarnos a cualquiera dispuesto a hacernos daño. "Conserva este momento", te dije. "No lo olvides nunca." [...] Pero ni siquiera te acuerdas. Luis le sostuvo la mirada a su hermano y luego, muy despacio, metió una mano en un pequeño bolsillo de su chaqueta y volvió a sacarla. Y allí estaba la lágrima amarilla. La dejó sobre la mesa, delante de Felipe, y se marchó. El duque se quedó mirando la gema y empezaron a escocerle los ojos. ❧


Gracias a Planeta de Libros por enviarme el ejemplar

11 comentarios :

  1. Hola.
    La novela histórica es uno de mis géneros favoritos, así que tengo mas que apuntado este título. Gracias por tu preciosa reseña. Besos

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchas ganas de leer este libro. Me ha llamado la atención por el título y la portada, y al leer la sinopsis he visto que encajaba en lo que me suele gustar.
    Gracias

    ResponderEliminar
  3. Hola.
    Pues he visto en imágenes la edición y la verdad es que es una preciosidad, la portada también me gusta mucho, pero decidí no leer este libro porque las intrigas en novela histórica no me llamaban mucho.
    Por lo que cuentas creo que hice bien, en las historias históricas me gusta que sí haya descripciones de los trajes, los edicifios, el modo de vida... para notar de alguna manera que estoy en una ambientación totalmente diferente a la habitual.
    Mis dos últimas lecturas son a varias voces, con varios personajes y mucha tensión, así que creo que prefiero dejar por un tiempo los libros así. Creo que hice bien al dejarlo pasar.
    No sabía que era un libro basado en una serie, eso hace que me den menos ganas de leerlo, es un prejuicio estúpido pero es difícil deshacerse de ellos :(
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Hola.
    Pues he visto en imágenes la edición y la verdad es que es una preciosidad, la portada también me gusta mucho, pero decidí no leer este libro porque las intrigas en novela histórica no me llamaban mucho.
    Por lo que cuentas creo que hice bien, en las historias históricas me gusta que sí haya descripciones de los trajes, los edicifios, el modo de vida... para notar de alguna manera que estoy en una ambientación totalmente diferente a la habitual.
    Mis dos últimas lecturas son a varias voces, con varios personajes y mucha tensión, así que creo que prefiero dejar por un tiempo los libros así. Creo que hice bien al dejarlo pasar.
    No sabía que era un libro basado en una serie, eso hace que me den menos ganas de leerlo, es un prejuicio estúpido pero es difícil deshacerse de ellos :(
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola guapa!

    Veo este libro por todas partes y no tenía ni idea de que estaba basado en una serie ^^" no leo muchas novelas históricas, pero este tal vez lo lea, me llama la atención la historia y todo el mundo habla bien de él, así que habrá que darle una oportunidad,

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  6. Hola! Solo por los fragmentos que has puesto ya me convence>.< Hace tiempo que quiero volverme a adentrar en la novela histórica. Leí una que no me gustó y ahí perdí las ganas :$ Me la apunto!! Muchas gracias por el descubrimiento, me alegro que te gustara tanto :)

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Desde que leí las sinopsis de este libro que tengo ganas de leerlo pero reconozco que al ver la portada pensé que sería romance histórico y eso me echó para atrás, aunque veo por la reseña que no es así ^^. Le daré una oportunidad porque adoro Versalles.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  8. Me has convencido, que el género me gusta y la época en que se desarrolla también.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Hola!
    Te he nominado a un booktag en mi blog, pásate a echarle un vistazo si te apetece ;)
    Un abrazo,
    Yaiza xx

    ResponderEliminar
  10. No voy a mentirte, he leído ya miles de cosas de Luis XIV. Novelas, biografías, teorías, etc, etc. Tengo muchísimos libros que giran en torno a él. Y este en particular no me llama la atención en lo más mínimo. Por lo que veo en la reseña, no es la gran cosa, así que dudo que le de una oportunidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Desde siempre me ha encantado este género, la novela histórica tiene algo especial. Así que me lo apunto ;)

    ResponderEliminar

Gracias por pasar a leerme. Todo comentario referente a la entrada es bienvenido. Por favor, evita la publicidad y las faltas de respeto.

TODOS LOS COMENTARIOS SON MODERADOS, por lo que aquellos no relacionados con la entrada comentada, serán eliminados.