Inkwand: Reseña: Los coleccionistas de vidrio

Últimas reseñas

Rojo y Oro       El hada mancillada       Almas de hierro       El periplo del ángel       El poder de la oscuridad       Canción de Navidad       Hugo Holmes       Cuentos de hadas y sapos       Una visita de San Nicolás      Los coleccionistas de vidrio       Taro Urashima       Eraide 2. La guerra sin nombre       Eraide 1. La canción de la princesa oscura

lunes, 26 de diciembre de 2016

Reseña: Los coleccionistas de vidrio

Ficha Técnica


Autora: Aurora Ruá
Ilustradora: Paula Alenda
Género: Infantil, juvenil
Primera Edición: Octubre 2015
Editorial: Algar
ISBN: 9788498457827
Páginas: 80
Precio: 8,50€
Valoración: Cautivador

Argumento

Andrés y Joaquín son muy buenos amigos y pasan la mayor parte de su tiempo juntos. Un día en clase hablan sobre las colecciones y para animar a Joaquín, el abuelo de Andrés le propone que colecciones vidrios del mar que arrastran las olas hacia las rocas. Le asegura que él tiene un don para escuchar las historias de cada vidrio y así, comienzan a recolectar vidrios para llevarlos al abuelo y que este les narre su historia.

Reseña

Seguro que alguien en tu familia colecciona cosas y es posible que tú mismo tengas alguna colección que empezaste quizá sin darte cuenta. Joaquín no sabía qué coleccionar hasta que el abuelo de su amigo Andrés le dio la idea de coleccionar vidrio de mar. ¿Sabías que cada pedacito de vidrio arrastrado por las olas lleva consigo una historia? El abuelo de Andrés tiene un extraño don y es que sabe escuchar a estos pequeños trocitos de cristal rodado y no solo compartirá con su nieto y el amigo de este las historias que le son susurradas sino que les dejará pequeñas lecciones en cada relato.

El libro está dividido en cuatro capítulos dentro de cada cual hay una pequeña historia relacionada con un vidrio pero además, cada capítulo nos introduce un poco dentro de las vidas de los personajes para que podamos comprenderlos mejor y gracias al estilo sencillo de la autora, su lectura es fácil y su ritmo constante, haciendo que no se pierda el interés en la narración en ningún momento. Si bien en ocasiones la autora se permite unas licencias literarias que pueden complicar la la comprensión del joven lector, estas son unas ligeras pinceladas que dotan a la obra, ya de por sí bonita y atractiva para los niños.

Otro detalle a remarcar son las ilustraciones en escala de grises elaboradas por Paula Alenda que aparecen tanto a principio de capítulo como a lo largo de estos, dejando pequeñas muestras artísticas de las escenas descritas en los cuentos narrados por el abuelo de Andrés.
Citas

☙ Vivía en una casita pintada de azul, junto al puerto, y su mundo olía a salitre, a brea y a mar. ❧

☙ [...] unos ojos tristes que cuando lo miraban se llenaban de olas... ❧

☙ El joven jardinero se sentó junto a ella en el banco de piedra y supo que ya no era dueño de su destino, que sus piernas no volverían obedecerle cuando les ordenara no acercare al jardín prohibido, que sus ojos no podrían ver nada más cuando ella estuviera presente y que su pensamiento estaría cautivo para siempre.  ❧

Loto elegía cada noche una túnica preciosa y se escabullía entre las sombras, escondiendo un farolillo de cristal ámbar, que descubría al alcanzar la escalera; al llegar arriba, aguardaba la llegada del humilde jardinero, pletórica de felicidad, con el corazón desbocado, más por el anhelo del encuentro que por los trescientos escalones que acababa de subir. ❧

☙ —Solo el miedo te hace infeliz —le dio ella—. Enfréntate a tu miedo. ❧

☙ El hombre lloró y rió al tiempo por lo absurdo de la situación, un náufrago encontrando el mensaje desesperado de otro náufrago. ❧

☙ [...] aunque quisiera olvidarlo, su cuerpo estaba hecho de algas, conchas y corales, y por sus venas no circulaba sangre, sino agua salada. ❧

☙ [...] la vida es como una playa pedregosa, cada piedra es un momento. La mayoría son grises y opacos. Solo de vez en cuando nos encontramos por casualidad con un vidrio de mar, que son los momentos felices. Vale la pena buscarlos y encontrarlos, y guardarlos como un tesoro, tal y como hacéis con estos [...]. No dejes de buscar los vidrios de mar entre los guijarros; sin ellos, la vida no merece la pena. ❧

☙ Cuando guardamos palabras importantes, de las que salen del corazón, y no llegan a pronunciarse, por vergüenza o por orgullo, se enredan en las cuerdas vocales y se hacen un nudo. Y acaba doliendo. ❧

2 comentarios :

  1. Que buena pinta, y además a mi con lo que me gusta buscar metáforas en todas partes jajaja además parece una lectura sencilla para los peques de la casa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro genial, las historias son preciosas. Yo también soy de encontrar metáforas y lecciones en todo lo que leo...

      Besos de tinta

      Eliminar

Gracias por pasar a leerme. Todo comentario referente a la entrada es bienvenido. Por favor, evita la publicidad y las faltas de respeto.

TODOS LOS COMENTARIOS SON MODERADOS, por lo que aquellos no relacionados con la entrada comentada, serán eliminados.